Mantequilla de maní: cómo elegir la versión más saludable en EE.UU.

La mantequilla de maní puede formar parte de una dieta saludable dependiendo del producto que elijas; los expertos en nutrición señalan cómo elegir la mejor mantequilla de maní de la tienda de comestibles

Elegir mantequilla de maní sin aceites hidrogenados es una de las recomendaciones de los nutricionistas.
Elegir mantequilla de maní sin aceites hidrogenados es una de las recomendaciones de los nutricionistas.
Foto: AtlasStudio / Shutterstock

La mantequilla de maní es un producto que puede ser parte de una dieta saludable dependiendo la opción preferida. Revisamos cómo puedes elegir la mantequilla de maní más saludable en la tienda de comestibles.

Además de nutritiva, la mantequilla de maní puede darte un impulso de energía y tener efectos favorables en tu cuerpo. Investigadores han encontrado que comer maní puede ayudar a prevenir el deterioro cognitivo.

El maní o los cacahuates son ricos en proteínas y fibra, además contienen principalmente grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas que pueden ayudar a reducir el colesterol LDL “malo”.

Dos cucharadas soperas de mantequilla de maní contienen 8 gramos de proteína y entre 2 y 3 gramos de fibra. Además de 200 miligramos de potasio y otros nutrientes.

Si bien la mantequilla de maní contiene grasas saturadas, esto no la hace poco saludable. Es el paquete completo de nutrientes lo que determina qué tan buena puede ser para tu cuerpo.

“Una porción (alrededor de 2 cucharadas) tiene 3.3 gramos de grasa saturada y 12. 3 gramos de grasa no saturada, o alrededor del 80 % de grasa no saturada. Eso lo pone a la altura del aceite de oliva en términos de la proporción de grasas saturadas e insaturadas”, comparte Harvard Health.

Qué mantequilla de maní elegir

Antes de comprar mantequilla de maní revisa la etiqueta. Elige mantequilla de maní sin aceites hidrogenados, recomienda Vasanti Malik, profesora en el Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard.

Las variedades menos saludables a menudo contienen aceites vegetales hidrogenados y azúcar agregada.
Evita las mantequillas de maní “reducidas en grasas”. Muchas veces, los alimentos reducidos en grasa o “bajos en grasas” compensan la falta de sabor con azúcar y aditivos.

Las mantequillas de maní reducidas en grasas suelen agregar edulcorantes como el jarabe de maíz, azúcar, además de concentrado de soja para compensar la proteína y aceites vegetales hidrogenados.

Mantequilla de maní con solo dos ingredientes

Los tipos más saludables de mantequilla de maní son las más naturales. Idealmente, la mantequilla de maní solo debería tener cacahuates molidos. Sin azúcares añadidos o aditivos.

Una mantequilla de maní saludable podría incluir un poco de sal y nada más. “Sugiero a mis clientes que busquen marcas que no tengan más que cacahuates y sal, simple y llanamente”, dice a Health la nutricionista Keri Gans.

Harvard señala que la mantequilla de maní sin sal, con 5 miligramos de sodio, tiene una excelente relación potasio-sodio. Aunque también señala que la mantequilla de maní con sal todavía tiene aproximadamente el doble de potasio que de sodio, por lo cual sigue siendo una opción saludable.

Te puede interesar:
Receta de brownies de mantequilla de maní con solo 2 ingredientes y sin horno
5 snacks que son saludables para tu corazón
Cuáles son los peores alimentos congelados para tu corazón