Balearon a anciano de 96 años en silla de ruedas: nadie a salvo en las calles de Nueva York; pandillero en libertad condicional detenido por tres tiroteos

Un pandillero que estaba en libertad condicional y considerado “armado y extremadamente peligroso”, se entregó esta mañana a NYPD que lo buscaba por tres tiroteos que dejaron a dos personas muertas y herido a un anciano en silla de ruedas

Sundance Oliver.
Sundance Oliver.
Foto: NYPD

Sundance Oliver, un pandillero que estaba en libertad condicional y considerado “armado y extremadamente peligroso”, se entregó esta mañana a la policía de Nueva York que lo buscaba en relación con tres tiroteos que dejaron a dos personas muertas y herido a un anciano en silla de ruedas.

Oliver, de 28 años, miembro de la pandilla “Loop Gang” con al menos 12 arrestos previos, se entregó en la Comisaría 77, dijeron fuentes policiales.

Más tarde fue llevado en una ambulancia al Kings County Hospital Center para una evaluación psiquiátrica, detalló New York Post.

Oliver, quien tiene tatuadas las palabras “Rich Forever” en la cara y flores verdes y un logotipo de Superman en el cuello, supuestamente le disparó a un hombre de 96 años en silla de ruedas en Brooklyn, dejándolo herido, en “Kingsborough Houses”, vecindario Crown Heights, ayer cerca de las 9:30 a.m.

Horas después al parecer mató a un conocido suyo en el Bajo Manhattan alrededor de las 2:40 p.m. Esa víctima fue identificada como Kevon Langston, de 21 años. Fue baleado tres veces en el 6to piso de “Governor Alfred E. Smith Houses”, muy cerca de la sede central de NYPD, One Police Plaza.

Se sospecha que luego Oliver regresó a “Kingsborough Houses” en Brooklyn y baleó fatalmente a una adolescente de 17 años en el pecho poco después de la medianoche. La joven murió en Brookdale University Hospital Medical Center esta madrugada cerca de las 12:45 a.m. y su familia la identificó como Keyaira Rattray Brothers. No está claro el motivo de los tres tiroteos.

“Estuvimos despiertos hasta las 3 a.m. tratando de localizarlo antes de que cometiera otro homicidio”, dijo el alcalde Eric Adams en la radio WABC esta mañana. “Pero él es el ejemplo perfecto de un sistema fallido para mantener a las personas peligrosas fuera de nuestras calles. No importa cuántas veces los policías realicen su trabajo, ésta era una mala persona que sólo tenía un deseo y era causar daño a personas inocentes”.

Se cree que las víctimas fatales de los últimos dos tiroteos están “asociadas con” Oliver, dijo a los periodistas el jefe de detectives de NYPD, James Essig.

Oliver estuvo recluido en una prisión estatal por una condena por robo violento en Brooklyn desde junio de 2015 hasta julio de 2020, cuando fue puesto en libertad condicional, según muestran los registros correccionales del estado. Esa condición vencía en marzo de 2023.