Con mayores niveles de vitamina D el cerebro funciona mejor, según estudio

Los investigadores de la Universidad de Tufts encontraron que la vitamina D está presente en el cerebro; el estudio recién publicado señala que con un mayor nivel de vitamina D el cerebro funciona mejor

Los pescados grasos son de las mejores fuentes de vitamina D, nutriente que se ha asociado con una mejor función cognitiva.
Los pescados grasos son de las mejores fuentes de vitamina D, nutriente que se ha asociado con una mejor función cognitiva.
Foto: Jacek Chabraszewski / Shutterstock

Un estudio realizado por Investigadores de la Universidad de Tufts encontró que con niveles más altos de vitamina D, el cerebro de las personas tiene una mejor función cognitiva.

El estudio publicado el 7 de diciembre en Alzheimer’s & Dementia: The Journal of the Alzheimer’s Association sería el primero que examina los niveles de vitamina D en el tejido cerebral, específicamente en adultos que sufrieron tasas variables de deterioro cognitivo.

Anteriormente se han realizado estudios de vitamina D y el rendimiento o función cognitiva, aunque se suelen basarse en ingestas dietéticas o medidas sanguíneas de vitamina D.

Los investigadores de la Universidad de Tufts se propusieron saber si la vitamina D está presente en el cerebro y, de ser así, cómo se relacionan esas concentraciones con el deterioro cognitivo.

Se examinaron muestras de tejido cerebral de 209 participantes en el Proyecto Rush Memory and Aging, un estudio a largo plazo sobre la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores buscaron vitamina D en cuatro regiones del cerebro: dos asociadas con cambios relacionados con Alzheimer, una asociada con formas de demencia relacionadas con el flujo sanguíneo y una región sin asociación conocida con el deterioro cognitivo.

En el estudio actual, los investigadores descubrieron que la vitamina D estaba presente en el tejido cerebral y que los niveles altos de vitamina D en las cuatro regiones del cerebro se correlacionaban con una mejor función cognitiva. Aunque aún no se tiene claro cómo la vitamina D podría afectar la función cerebral.

“Esta investigación refuerza la importancia de estudiar cómo los alimentos y los nutrientes crean resiliencia para proteger el cerebro que envejece contra enfermedades como la enfermedad de Alzheimer y otras demencias relacionadas”, dijo la científica Sarah Booth, autora senior del estudio.

Los Institutos Nacionales de Salud (NIH) señalan que la vitamina D es un nutriente que ayuda al cuerpo a absorber el calcio y a realizar otras funciones. Los músculos la necesitan para el movimiento y los nervios para transmitir mensajes entre el cerebro y otras partes del cuerpo. La vitamina D es indispensable para que el sistema inmunitario pueda combatir las bacterias y los virus que lo atacan.

El cuerpo produce vitamina D cuando la piel descubierta se expone al sol. Sin embargo, los NIH explican que las nubes, el esmog, la edad avanzada y la piel de color oscuro reducen la cantidad de vitamina D producida por la piel. La piel expuesta a la luz solar a través de una ventana no produce vitamina D.
Las personas que no deben usar grandes dosis de suplementos de vitamina D como medida preventiva de la demencia.

La Oficina de Suplementos Dietéticos de los NIH advierte que las concentraciones demasiado elevadas de vitamina D en la sangre pueden causar náuseas, vómitos, debilidad muscular, confusión, dolor, pérdida del apetito, deshidratación, micción, sed excesiva y cálculos renales. Las concentraciones sumamente elevadas de vitamina D pueden causar insuficiencia real, arritmia y hasta la muerte.

Alimentos ricos en vitamina D

La carne de los pescados grasos (como la trucha y el salmón, el atún) y los aceites de hígado de pescado se encuentran entre las mejores fuentes de vitamina D.

Aceite de hígado bacalao. Una cucharada de aporta el 170% del valor diario recomendado.
Trucha (arcoíris). Tres onzas aportan el 81% del VD.
Salmón cocido. Tres onzas aportan el 71% del VD.

Te puede interesar:
5 hábitos alimenticios que te pueden envejecer hasta 10 años
7 alimentos que ayudan a mantener el cerebro joven por más tiempo
5 alimentos a evitar para mantener la buena memoria y el enfoque