Hallan cadáver en Nueva York de hombre desaparecido hace nueve años yendo de Connecticut al aeropuerto JFK: se había mudado y cambiado el nombre

Un padre casado de Connecticut que desapareció hace casi una década en ruta al aeropuerto JFK fue encontrado muerto en Nueva York, donde al parecer había estado viviendo todo ese tiempo bajo otra identidad

Robert Hoagland
Robert Hoagland
Foto: Facebook/Newtown Police Department / Cortesía

Robert Hoagland, un residente de Connecticut que desapareció hace casi una década, fue encontrado muerto en Nueva York, donde al parecer había estado viviendo todo ese tiempo bajo otra identidad, informó la policía.

Hoagland, entonces de 50 años, fue reportado como desaparecido el 29 de julio de 2013, dijeron las autoridades. Se suponía que recogería a su esposa en el aeropuerto JFK de Nueva York, pero nunca llegó. Tampoco fue a trabajar ese día, recordó Pix11.

Los detectives encontraron la billetera, los medicamentos y el teléfono celular de Hoagland en su hogar, según el Departamento de Policía de Newtown (CT). Los oficiales determinaron que lo habían visto en una gasolinera de esa localidad el 28 de julio de 2013. En ese momento estaba casado y tenía tres hijos veinteañeros, detalló Daily News.

Su desaparición fue cubierta en todo el país, pero Hoagland nunca fue encontrado con vida. El caso fue el tema de un documental de 2016, “Disappeared” (Desaparecido), que se emitió en Investigation Discovery.

Su cuerpo fue descubierto el lunes pasado en Rock Hill, 90 millas al norte de NYC, cuando la Oficina del Alguacil del condado Sullivan (NY) respondió a la “muerte prematura” de un hombre en una residencia. Si bien no pudieron identificarlo al principio, luego encontraron documentos pertenecientes a Hoagland, se comunicaron con la policía donde residió en Connecticut y finalmente confirmaron que se trataba del mismo individuo.

Los investigadores determinaron que Hoagland había estado viviendo en el condado Sullivan desde aproximadamente noviembre de 2013, bajo el nombre de Richard King, dijo la policía.

Sus restos fueron llevados al médico forense para una autopsia, dijeron las autoridades. No hay signos de juego sucio y al parecer falleció de manera natural. Los oficiales de policía dijeron que no planean compartir información adicional sobre el caso porque “no hay un aspecto criminal en la desaparición de Robert Hoagland”.