Talibanes realizan primera ejecución pública un año después de retomar el poder en Afganistán

La madre de la víctima de asesinato no perdonó al presunto homicida y este fue ejecutado en un campo deportivo ante la vista de ciudadanos y funcionarios de gobierno

Personal de seguridad de los talibanes vigila una paliza a presuntos delincuentes en un estadio de fútbol en la ciudad de Charikar, en Parwan.
Personal de seguridad de los talibanes vigila una paliza a presuntos delincuentes en un estadio de fútbol en la ciudad de Charikar, en Parwan.
Foto: AFP / Getty Images

El régimen Talibán realizó este semana su primera ejecución pública luego de recobrar el poder en Afganistán el año pasado.

Un hombre acusado de un apuñalamiento fatal en el 2017 fue baleado de muerte por el padre de la víctima en la provincia Farah en el oeste del país.

A la ejecución acudieron docenas de altos funcionarios de Gobierno, confirmó el portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid.

Mujahid indicó que el caso de asesinato fue investigado por tres cortes y el castigo de pena capital fue autorizado por el líder supremo  o emir Mullah Haibatullah Akhunzada.

Entre otros se encontraban jueces de la Corte Suprema, personal militar y ministros, incluyendo en el Justicia, Asuntos Exteriores y del Interior.

Hace algunas semanas, jueces fueron instruidos mediante edicto por parte de Haibatullah Akhunzada para que reforzaran las disposiciones de la ley “sharía” o islámica.

Entre los castigos que dispone el estatuto, que está sujeto a diversas interpretaciones, se encuentran ejecuciones y amputaciones públicas, así como lapidación.

Sin embargo, los crímenes y los correspondientes castigos no han sido oficialmente definidos por el régimen.

El hombre ejecutado fue identificado como Tajmir, hijo de Ghulam Sarwar y residente en la provincia Herat. Se le acusaba de apuñalar a otro identificado como Mustafa hace 5 años.

Antes de le ejecución, un aviso público fue circulado invitando a todos los ciudadanos a acompañar a las autoridades en el campo deportivo.

La madre del asesinado dijo a la BBC que líderes talibanes le pidieron que perdonara al presunto homicida, pero se negó.

El Talibán vino y me rogó que perdonara a este infiel“. “Ellos me insistieron que perdonara a este hombre en el nombre de Dios, pero yo les dije que debía ser ejecutado y enterrado de la misma forma que le hizo a mi hijo”, añadió la mujer.

El grupo fundamentalista gobierna de facto Afganistán desde agosto de 2021 luego de que Estados Unidos y sus aliados abandonaran el país tras la ocupación.

Te puede interesar:

Estadounidense cautivo en Afganistán durante más de 2 años es liberado en intercambio de prisioneros