Estados Unidos alcanzó el techo de su deuda pública. ¿Qué pasa después?

Estados Unidos alcanzó este jueves su actual techo de deuda de $31.4 billones de dólares y debe tomar medidas extraordinarias para cumplir con sus pagos si el Congreso no actúa

El Congreso de EE.UU. es quien autoriza subir el techo de la deuda.
El Congreso de EE.UU. es quien autoriza subir el techo de la deuda.
Foto: Anna Moneymaker / Getty Images

Estados Unidos alcanzó el techo de su deuda pública establecido por el Congreso el jueves, lo que obligó al Departamento del Tesoro a comenzar a tomar medidas extraordinarias para que el gobierno siga pagando sus cuentas y aumentó la presión sobre los legisladores en el Capitolio para evitar un incumplimiento catastrófico.

El techo de la deuda pública del país es la cantidad total de dinero que Estados Unidos puede pedir prestado para cumplir con sus obligaciones legales, incluidos los beneficios del Seguro Social y Medicare, así como salarios militares, reembolsos de impuestos, intereses sobre la deuda nacional y otros pagos.

La secretaria del Departamento del Tesoro, Janet Yellen, escribió el jueves una carta al presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, informándole que la deuda pendiente de la nación está en su límite legal de $31.4 billones de dólares y que la agencia implementará medidas extraordinarias para no incumplir con el pago de su deuda, lo que habría enormes consecuencias para la economía estadounidense, la estabilidad financiera mundial y muchos estadounidenses. Yellen dijo que las medidas extraordinarias durarían hasta el 5 de junio.

Batalla política entre el Congreso y la Administración

Las líneas de batalla para la pelea política de alto riesgo por elevar el techo de la deuda ya se han establecido.

Los republicanos de línea dura, que tienen una enorme influencia en la Cámara de Representantes debido a la mayoría de su partido, han exigido que el levantamiento del límite de la deuda esté vinculado a reducciones de gastos, específicamente relacionados con el Seguro Social y Medicare.

La Casa Blanca respondió que no ofrecerá ninguna concesión ni negociará para elevar el techo de la deuda.

Incluso una breve demora podría interferir con la capacidad de los beneficiarios para pagar la atención médica, los alimentos, el alquiler, los servicios públicos u otros gastos necesarios, dijo el jueves el Comité Nacional para Preservar el Seguro Social y Medicare en un comunicado.

La solución al drama de elevar el techo de la deuda está en manos de los legisladores, cuando crecen temores de que una política partidista pueda resultar en que la nación incumpla su deuda por primera vez en la historia, o que esté peligrosamente cerca de hacerlo y causar una crisis financiera global.

La medida del límite de deuda fue instaurada en 1917 en Estados Unidos para dejar de tener que aprobar cada petición de gasto del Tesoro durante la Primera Guerra Mundial, sin perder de vista el tamaño de la deuda.

Según resalta Brookings Institution, ningún otro país del mundo, salvo Dinamarca, tiene una regla separada que limita la deuda, algo que para ese laboratorio de ideas demuestra la “inutilidad” de la medida.

Un impago total “sería jugar con fuego y pondría en riesgo la posición de EE.UU. como prestatario sin riesgo en los mercados de crédito globales”, dijo la institución.

Te puede interesar:

EE.UU. alcanza techo de deuda: qué “medidas extraordinarias” aplicará el Departamento del Tesoro
Secretaria del Tesoro consideró que es “trabajo” del Congreso garantizar que EE.UU. pague su deuda nacional