Estados Unidos y China toman medidas positivas para abordar el cambio climático

Estados Unidos y China, los principales emisores de carbono del mundo, han llegado a un acuerdo sobre el cambio climático, centrándose en la reducción del metano y en un compromiso de triplicar la energía renovable para 2030

Joe Biden saluda al presidente chino Xi Jinping antes de una reunión durante la semana de líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico.

Joe Biden saluda al presidente chino Xi Jinping antes de una reunión durante la semana de líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico. Crédito: BRENDAN SMIALOWSKI/AFP | Getty Images

En un paso crucial hacia la lucha contra el cambio climático, Estados Unidos y China se han comprometido conjuntamente a abordar los desafíos ambientales.

El acuerdo, si bien carece de compromisos específicos para acabar con los combustibles fósiles, enfatiza la colaboración en la reducción del metano y la iniciativa global para triplicar la energía renovable para 2030.

La declaración conjunta, emitida antes de una reunión prevista entre los presidentes de ambas naciones en California, podría significar un progreso en un área donde la cooperación ha sido complicada.

En particular, el acuerdo se produce en esta reunión entre Biden y Xi Jinping, después de más de un año de esfuerzos diplomáticos por parte de funcionarios estadounidenses para reanudar las conversaciones sobre el clima con China.

Según la cadena BBC, los observadores ven este desarrollo como una señal positiva, particularmente ahora que la comunidad global se prepara para la próxima cumbre climática de la ONU.

El acuerdo reafirma el compromiso de ambos países de triplicar la producción de energía renovable para 2030, objetivo fijado inicialmente durante la reunión del G20 de este año en India.

El presidente estadounidense Joe Biden se reúne con el presidente chino Xi Jinping durante la semana de líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Woodside, California. (Foto: BRENDAN SMIALOWSKI/AFP via Getty Images)
El presidente estadounidense Joe Biden se reúne con el presidente chino Xi Jinping durante la semana de líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Woodside, California. (Foto: BRENDAN SMIALOWSKI/AFP via Getty Images)

Sin embargo, el documento guarda silencio sobre cuestiones clave como el uso del carbón y la eliminación gradual de los combustibles fósiles, aspectos críticos que los expertos en clima creen que deberían estar a la vanguardia de las discusiones sobre el clima.

El presidente de la COP28, la conferencia de la ONU sobre el clima, ha subrayado la importancia de abordar los combustibles fósiles en la lucha contra el cambio climático.

Centrarse en el metano: una victoria climática

A pesar de la ausencia de compromisos específicos sobre el carbón y los combustibles fósiles, la declaración conjunta enfatiza un compromiso compartido para reducir las emisiones de metano.

El metano, un potente gas que calienta a corto plazo, atrajo la atención mundial cuando los países, incluida China, se comprometieron a reducir las emisiones en un 30% para 2030 en la COP26 en Glasgow.

Este anuncio significa un importante paso adelante, ya que China, el mayor emisor de metano del mundo, no incluía anteriormente el metano como gas de calentamiento en sus presentaciones a la ONU.

El compromiso conjunto de incluir todos los gases de efecto invernadero, incluido el metano, en su próxima ronda de planes climáticos nacionales es un avance positivo para los activistas climáticos.

David Waskow, del Instituto de Recursos Mundiales, destacó a la BBC la importancia y afirma: “Este anuncio es un paso importante porque China es el mayor emisor de metano del mundo, y acciones serias para frenar este gas son esenciales para frenar el calentamiento global en el corto plazo”.

Cumbre COP28: mayores esperanzas en medio de desafíos

La declaración conjunta también incluye planes para que Estados Unidos y China organicen conjuntamente una cumbre de gases metano y distintos del CO2 en la COP28, ofreciendo una plataforma para debates centrados en la lucha contra los potentes gases de efecto invernadero.

Este esfuerzo de colaboración refleja un compromiso compartido para abordar cuestiones climáticas urgentes en el escenario global.

Mientras los científicos advierten que 2023 será el año más cálido registrado y con varios desafíos geopolíticos en el horizonte, incluidos problemas en Gaza y Ucrania, el impulso positivo entre Estados Unidos y China brinda esperanza de progreso en la COP28.

Se espera que el hecho de que estas dos grandes naciones puedan encontrar puntos en común para el bienestar del planeta cree una atmósfera positiva para la próxima conferencia sobre el clima en Dubai.

En resumen, si bien la declaración conjunta representa un paso adelante en la cooperación climática, deja importantes preguntas sin respuesta, que más adelante se deberán ir contestando.

Sigue leyendo:
· Biden asegura que China “tiene problemas reales” en víspera de su encuentro con Xi Jinping
· Niveles de dióxido de carbono van camino de establecer un nuevo récord en 2023

En esta nota

Cambio climático

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain