Así es como la pantalla de tu teléfono celular daña y envejece tu piel

El celular emite cierto tipo de radiación que provoca estragos en la piel, como por ejemplo, el que salgan arrugas y manchas

Luz celular

Demasiado tiempo en tu celular está causando estragos en tu piel. Crédito: Shutterstock

Seguramente que en más de una ocasión has oído hablar respecto a los daños producidos por el uso y exposición prolongada a la luz azul, justamente la luz que emiten distintos dispositivos electrónicos, en particular teléfonos celulares, tablets, computadoras y televisores.

Insomnio y fatiga ocular son los principales estragos que causa la constate exposición a la luz azul en los seres humanos; sin embargo, también provoca daños a nuestra piel, particularmente a la de nuestro rostro, lo que hace envejezca tu rostro.

Dicha afirmación fue realizada por investigadores de la Universidad Estatal de Oregon, quienes llevaron a cabo un estudio en el que utilizaron fruta para comprobar los efectos de la luz azul. Encontraron pruebas de que nuestras funciones celulares básicas podrían verse afectadas por esta luz que se emite desde los smartphones y otros dispositivos.

Con dicha investigación se descubrió que la luz azul de las pantallas LED digitales acelera el proceso de envejecimiento de las moscas de la fruta. En un artículo publicado el miércoles en la revista “Frontiers in Aging”, el estudio sugiere que la luz altera los niveles de metabolitos, una sustancia química utilizada para mantener las células funcionando correctamente, en los insectos. Esto significa que la luz azul podría estar envejeciendo también a los humanos más rápidamente.

“La exposición excesiva a la luz azul de los dispositivos cotidianos, como televisores, ordenadores portátiles y teléfonos, puede tener efectos perjudiciales en una amplia gama de células de nuestro cuerpo, desde las células de la piel y la grasa, hasta las neuronas sensoriales”, afirma la doctora Jadwiga Giebultowicz, autora principal de este estudio y profesora de Biología Integrativa en dicha universidad.

Los investigadores también presuponen que la luz azul puede atravesar hasta la segunda capa de la piel (la dermis), que es donde se encuentra el colágeno, la elastina y el ácido hialurónico, provocando resequedad, deshidratación e incluso, alteración en la pigmentación, como consecuencia de las largas horas frente a las pantallas y el estrés oxidativo que producen. Sin olvidarnos del aumento de las arrugas y la aparición de manchas en la frente y contorno de los ojos debido a la hiperpigmentación de la piel.

Los investigadores recomiendan reducir la exposición a la luz azul para mantenernos sanos y no alterar los ciclos de envejecimiento. Esto se puede lograr reduciendo el tiempo de pantalla, atenuando las luces ambientales, utilizando protectores de pantalla y usando la configuración nocturna en sus dispositivos de pantalla.

Sigue leyendo:

* 4 pasos para cuidar la piel de la cara con el mínimo esfuerzo a cualquier edad
* La mejor rutina de belleza para cuidar tu piel durante el invierno
* Qué relación tiene la melatonina con la salud de tu piel

En esta nota

celular envejecimiento piel

Suscribite al boletín de Salud

Recibe gratis las noticias más importantes sobre Salud diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain