Informe de demócratas en el Congreso confirma que impulso de energía renovable es clave en la reconstrucción y desarrollo de Puerto Rico

El análisis divulgado este martes plantea que el crecimiento en ese sector se traducirá en la creación de más compañías puertorriqueñas y empleos que prioricen la contratación de fuerza laboral local

Sismos en Puerto Rico

Boricuas refugiados en el estacionamiento de un coliseo deportivo en Yauco tras los sismos de enero del 2020. Crédito: RICARDO ARDUENGO | AFP / Getty Images

Nueva York – La inversión en fuentes de energía renovable en Puerto Rico es la manera más efectiva de apoyar el crecimiento económico en el territorio, azotado por desastres naturales consecutivos como huracanes y terremotos particularmente desde el 2017, confirma un informe de los demócratas miembros del Comité Económico Conjunto del Congreso de los Estados Unidos.

El texto divulgado este martes plantea que el crecimiento en el sector de energías renovables se traducirá en la creación de más compañías puertorriqueñas y empleos que prioricen la contratación de fuerza laboral local.

Un sistema energético más resistente que utilice fuentes más limpias y producidas localmente protegerá la salud y el bienestar de las comunidades, y proporcionará una base sólida sobre la cual Puerto Rico puede construir un crecimiento económico más fuerte y equitativo”, señala el informe.

El informe reconoce además que, a pesar de que el Congreso asignó $12,000 millones de dólares en fondos para reconstruir el sistema energético de Puerto Rico, no se han visto los resultados esperados.

Mientras la isla confronta dificultades en acceder a capital privado, estos fondos pueden servir como inversión inicial en un sistema basado en energías renovables. Esto también se alinea con la ley puertorriqueña, que requiere que la isla alcance una dependencia del 100% en energía renovable para 2050”, plantean los demócratas.

La Ley de Política Pública Energética de Puerto Rico (Ley 17 del 2019) establece que para esa fecha la isla debe satisfacer en un 100% sus necesidades de electricidad con energía renovable; incluyendo cumplir con metas intermedias de 40% en el 2025, y 60% en el 2040. 

Impulso de energía renovable reduciría tarifa de electricidad

El análisis además alerta sobre los altos costos actuales de la electricidad en la isla que superan los de cualquier estado de los Estados Unidos, excepto Hawái y Alaska, y cómo el avance en fuentes de energía renovable reduciría la tarifa de luz

“La red depende principalmente de combustibles fósiles, los cuales la isla debe importar, aumentando aún más los costos de electricidad. La infraestructura de energía renovable puede facilitar la producción de energía doméstica y podría reducir los precios a largo plazo, apoyando la industria actual, impulsando el crecimiento de las pequeñas empresas y diversificando la economía”, abundaron.

El texto añade que, para junio pasado, la tarifa residencial en Puerto Rico era de 22.12 centavos por kilovatio hora, un 37% por encima del promedio en Estados Unidos (16.11).

El comité añadió que un análisis del Departamento de Energía de Estados Unidos, cuyos resultados deben divulgarse en enero de 2024, estableció de manera preliminar que en Puerto Rico hay “más que suficientes” fuentes de energía renovable sin explotar para alcanzar las metas de energía limpia de aquí al 2050.

La energía solar y eólica ofrecen una generación de energía más rentable que el sistema actual. Para 2025, será más rentable en términos de costos operativos instalar fuentes de energía solar a gran escala, eólicas terrestres y almacenamiento, que continuar con la energía de combustibles fósiles existente”, señalaron.

Puerto Rico se recuperaría más rápidamente de desastres como huracanes

Otra ventaja que traería el impulso a gran escala de fuentes de energía renovable es la capacidad de que la isla pueda recuperarse más rápidamente tras eventos naturales como los huracanes María, en el 2017, y Fiona, en el 2022, del que aún los boricuas no se han levantado del todo.

Puerto Rico puede recuperar la energía después de desastres naturales más rápidamente con un sistema distribuido de fuentes de energía renovable, dispersa por toda la isla. Actualmente, las principales plantas de energía de la isla están concentradas en las costas, lo que significa que las regiones rurales y montañosas del interior a menudo son las primeras en perder energía y las últimas en recuperarla”, explicaron.

En el caso del huracán Fiona, por ejemplo, el consorcio Luma Energy, encargado desde el 2021 de la transmisión y distribución de la energía en la isla mediante un contrato de alianza público privada, tardó más de tres semanas en reestablecer la totalidad del servicio en ciertas zonas.

El grupo alertó que las medidas tomadas por la Junta de Supervisión y Administración Financiera (FOMB), encargada de la reestructuración de la deuda de Puerto Rico, podrían aumentar los costos de energía y arriesgar el crecimiento de la economía.

“Puerto Rico salió formalmente de la bancarrota en marzo de 2022, pero aún quedan pendientes más de $9,000 millones apalabrados por la compañía de servicios eléctricos “PREPA”, o “AEE” en español. El plan de reestructuración de la deuda de PREPA por parte de la FOMB determinará la cantidad adicional que los clientes pagarán en su factura de electricidad cada mes para reembolsar a los tenedores de deuda externos”, reconocieron.

Aumentos en la tarifa eléctrica por más de 30 años

Detalles de la más reciente versión del Plan de Ajuste de Deuda (PAD) para reestructurar la deuda de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) que reseñan los medios en la isla apuntan a que los boricuas estarían batallando con aumentos en la tarifa eléctrica por más de tres décadas.

Parte de los aumentos estarían dirigidos a pagar la deuda de la Autoridad con los jubilados. Sin embargo, líderes como el presidente de la Junta de Síndicos del Sistema de Retiro de la AEE, Josué Rivera, aseguran que sobrantes del Fondo General (principal fuente de recursos del gobierno) podrían utilizarse para pagarle a los retirados.

Durante la reanudación el 14 de noviembre pasado del proceso de quiebra ante la jueza Laura Taylor Swain, activistas y ciudadanos protestaron frente al Tribunal Federal de Hato Rey contra los propuestos aumentos en la tarifa de la luz contenidos en el cuarto borrador del PAD.

“Una vez más estamos en la calle diciéndole a la jueza Swain que ella no confirme la Declaración de Información que se está viendo y que no acepte lo que están diciendo los bonistas buitres, que lo que pretenden es que se les pague a ellos la totalidad de la deuda cuando la misma jueza sabe que es una deuda no asegurada. A esa declaración le falta mucha información todavía”, declaró el presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), Josué Mitjá, según citado por El Nuevo Día.

Sigue leyendo:

Secretaria de Energía pide cuentas sobre reconstrucción en Puerto Rico en visita a la isla

13 puntos clave para entender la visita del presidente Joe Biden a Puerto Rico a dos semanas del huracán Fiona

Raúl Grijalva culmina visita en Puerto Rico para examinar reconstrucción poshuracanes

En esta nota

Huracán María Junta de control fiscal Puerto Rico

Suscribite al boletín de Política

Recibe gratis las noticias de política e inmigración diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain