Buscan bloquear beneficios a inmigrantes

NUEVA ORLEANS/AP – Varios negocios y empresas de Luisiana esperan que un juez federal bloquee las nuevas regulaciones federales que según ellos los obligaría a aumentarle los salarios a trabajadores extranjeros temporales hasta en un 83%.

Procesadores de mariscos y caña de azúcar, propietarios de hoteles y operadores de parques de atracciones son algunos de los negocios que entablaron una demanda a principios de mes en un tribunal federal en Alexandria.

El juez federal de distrito Dee Drell programó una audiencia para el 23 de septiembre a fin de examinar su solicitud de bloquear las reglas, que tendrían que entrar en vigencia a partir del 30 septiembre.

Las normas rigen los salarios pagados a aquellos trabajadores extranjeros que se encuentran en Estados Unidos con visas emitidas a través del programa “H-2B” del Departamento de Trabajo. Los departamentos del Trabajo y Seguridad Interna son incluidos en la demanda como la parte acusada.

Mary Bauer, un abogada del Centro Legal de Pobreza del Sur, que representa a los trabajadores inmigrantes, dijo que las complejas normas del gobierno establecen salarios variados dependiendo de la habilidad del trabajador.

“En los 40 años que tengo en este negocio me he enfrentado a muchos retos pero lo que experimentamos ahora es que nuestro propio gobierno trata de cerrarnos”, destacó Mike Voisin, director ejecutivo de la procesadora de ostras Terrebonne Parish, miembro de la Junta de Comercialización y Fomento de los Mariscos de Luisiana.

El Departamento del Trabajo no dio declaraciones el miércoles sobre la demanda pero la subsecretaria del Trabajo, Jane Oates, señaló que los cambios están dirigidos a ayudar a los negocios a contratar a más trabajadores nativos a la vez que se protege a los trabajadores temporales extranjeros.

“Los empleadores que usan el programa de visas H-2B han expresado consistentemente que los trabajadores estadounidenses no desean esos empleos y por eso deben recurrir a trabajadores extranjeros”, destacó.

Algunos demandados son: Louisiana Forestry Association, Inc., Outdoor Amusement Business Association, Inc., Crawfish Processors Alliance, Inc., American Shrimp Processors Association,y American Sugar Cane League of the U.S.A. Inc.