Danzantes detenidos serán deportados

Nueva York – De los cinco danzantes detenidos en Seneca, Ohio, tres regresarán a su país luego de aceptar la deportación voluntaria. Los otros dos permanecerán en Estados Unidos, hasta que autoridades migratorias determinen su situación.

Familiares y amigos lamentaron no haber recibido ayuda, ni asistencia legal del Consulado Mexicano y de Guatemala, ni de líderes comunitarios mexicanos.

La mañana de ayer, el juez D. Williams Evans Jr. de inmigración ordenó la inmediata deportación del mexicano Joel Almeida González.

Verónica Gómez, vocera de los grupos de danza azteca Atl Tlachinolli y Tletl Papalotzin, dijo que Almeida tenía una orden de deportación previa, aunque no dio más detalles.

Almeida será deportado el próximo martes y no obtuvo derecho a fianza, apuntó Gómez.

“Nuestro compañero se mantuvo fuerte ante la decisión del juez. Él sabía que su caso era difícil por su récord. Ya estaba preparado”.

Gómez dijo que Almeida será enviado a la frontera México-Estados Unidos.

“Joel deberá llegar a su hogar en Puebla por sus propios medios. Estamos reuniendo dinero para ayudarlo con sus gastos de trasporte. Queremos que este seguro”.

Erik Almeida González, hermano de Joel, obtuvo una fianza de $2,500. Carlos Tirado Carmona, deberá pagar una fianza de $5,000. Los dos tienen hasta el 18 de diciembre para salir del país.

En el caso del guatemalteco Byron Tzoc Guarchaj, deberá pagar una fianza de $5,000 y regresará a juicio el 22 de noviembre.

“La abogada está luchando para que Byron se quede en el país. Al ser indígena, es posible que tenga más posibilidades de no ser deportado”.

Alberto Vera Ramírez, consiguió una fianza de $1,500 y deberá acudir a juicio el 1 de enero.

Gómez subrayó que el grupo logró reunir $3,000 con la campaña de ayuda en los cinco condados. Con el dinero se pagará la fianza de Vera.

“Es una prioridad reunirlo con su esposa y sus hijos. Esperamos que este fin de semana la familia Vera se reencuentre. No dejaremos solos a nuestros compañeros. Pagaremos la fianza de todos”.

Guadalupe Girón, esposa de Vera, dijo sentirse feliz de volver a ver a su esposo y que sus hijos ansían abrazar a su papá.

“Lo hemos hecho todo solos, pero la lucha nos dejó un rayo de esperanza. Es triste que nuestras autoridades y líderes no se involucren en nuestra batalla”.

Verónica Gómez dijo que Atl Tlachinolli y Tletl Papalotzin no recibió ayuda, ni asesoría legal del Consulado Mexicano ni de líderes comunitarios mexicanos en Nueva York.

Gómez dijo que el Consulado Mexicano de Indianápolis, el cual asiste a inmigrantes en Ohio, sólo contribuyó a localizar a los danzantes en la prisión de Seneca, pero no le dio seguimiento al caso.

“La comunidad mexicana se unió y demostró que no necesita de una sede diplomática o líderes comunitarios para defenderse a sí misma”, destacó.

El Consulado de Mexico y de Guatemala no respondieron a las llamadas de este rotativo.

Atl Tlachinolli (Agua y Fuego en náhuatl) y Tletl Papalotzin (Mariposa de Fuego) pidieron a la comunidad seguir aportando dinero para liberar a los danzantes.