Intentan detener ley contra el aborto

Charlotte, Carolina del Norte/EFE – La Unión de Libertades Civiles (ACLU) de Carolina del Norte y otras organizaciones interpusieron ayer una demanda contra la nueva ley estatal que requiere a las mujeres esperar 24 horas antes de abortar.

En la acción legal de 30 páginas, presentada en el distrito central del estado, los demandantes van contra la “constitucionalidad de la ley”, al argumentar que viola los derechos de los proveedores de servicios de salud y las mujeres que buscan detener su embarazo.

La nueva legislación, aprobada por la Asamblea General el pasado mes de julio a pesar del veto de la gobernadora Beverly Perdue requiere que las embarazadas, independientemente de sus circunstancias, se practiquen primero un ultrasonido 24 horas antes del procedimiento quirúrgico.

“Esta legislación es una violación a la relación íntima que existe entre el doctor y la paciente”, enfatizó la gobernadora demócrata.

“Los médicos deben ser libres de aconsejar a las pacientes en base a su conocimiento y no permitir que los políticos impongan sus agendas personales”, argumentó.

También obliga a los doctores a describir a la mujer el estado del embrión o feto, el tamaño, sus características físicas, y a escuchar los latidos del corazón antes que esta decida practicarse el aborto.

Asimismo, los trabajadores de la salud deben dejar saber a las embarazadas las diferente opciones disponibles como la adopción, ayuda infantil, médica, programas de estampillas de comida del Gobierno para ayudar en la crianza del menor y manutención infantil.

Antes de la ley, prevista para entrar en vigor el próximo 26 de octubre, Carolina del Norte era uno de 16 estados en el país que no requería que las mujeres recibieran algún tipo de consejería antes del aborto.

Actualmente, la mitad de los estados de la unión americana estipulan algún tiempo de espera y orientación psicológica antes de interrumpir el embarazo.