Los hispanos somos más

Las estadísticas afirman que ya somos más de 50 millones de latinos en este país, dicha cifra nos convirtió en la primera minoría étnica, también revelan que para el año 2012 seremos más de 52 millones y además aseguran que para el año 2050 Estados Unidos será el primer país hispanohablante del mundo.

Todos estos informes son muy halagüeños, sin embargo, debemos preocuparnos porque hay renglones en donde estamos siendo más pero en sentido adverso. Según un estudio denominado: “Reaching America’s Health Potencial Among Adults”, A state Look at Adults Health, Overall”, determinó que: “Las minorías étnicas son más propensas que los blancos a estar menos saludables.

De acuerdo a datos de esta investigación, el 62.2% de los hispanos dijeron que no estaban bien de salud, con relación a un 39.2% de los blancos (http://www.comissionhealth.com ).

Hoy, hay más de un 60% de estadounidenses que tienen problemas de peso o son obesos. La obesidad es uno de los factores principales que ocasionan enfermedades graves, tales como: diabetes tipo 2, problemas cardiovasculares, del cerebro y cáncer, como es obvio, dichas enfermedades son más comunes entre los hispanos.

También dan cuenta que el número de hispanos y afroamericanos en las cárceles del país es mucho más alto en comparación con otras razas, las encuestas dicen además que también son muchos más los estudiantes hispanos que abandonan los estudios.

No conocemos estadísticas de los hispanos fallecidos en Estados Unidos pero por el número de encarcelados por cometer acciones peligrosas e ilícitas y el alto porcentaje de obesidad, deducimos que los residentes permanentes del cementerio, también somos más.

Después de analizar estas realidades, debemos admitir que estamos fallando y debemos transigir, reflexionar, revisarnos y tratar de cambiar esos números desfavorables. Creo que incluso, debemos ser más auténticos, de ser posible, procurar rescatar algo de nuestra cultura, por ejemplo la comida que comemos en nuestros países: habichuela, arroz, maíz, son más saludables que la pizza, perros calientes, hamburguesas o cualquier comida rápida que suele consumirse en este país.

Si por sugestión insidiosa del destino nos vemos compelidos a copiar, deberíamos imitar a personas con buenos modales, con actitud positiva al estudio, a la superación, al cuidado de sus cuerpos, a la alimentación sana, que hagan ejercicios adecuados y sobre todo, emular a personas que se preocupen porque su futuro sea más esperanzador.

Pienso que debemos orientarnos para optar por otro camino, porque por el que estamos transitando, si no rectificamos, seremos esclavos de nuestro inapropiado comportamiento. En definitiva, tenemos que cambiar de proceder para así evitar seguir siendo más en las cosas negativas.