‘Manos afuera’ de Pacquiao

El titular welter prefiere no comentar sobre rumores de dopaje que rondan a su rival Juan Manuel Márquez

NUEVA YORK – Cuando faltan 10 días para la tercera mega pelea entre Manny Pacquiao y Juan Manuel Márquez, vuelven a surgir los tentáculos de las substancias dopantes. Sin embargo, en esta ocasión las sospechas no recaen en el campeón filipino, sino en el guerrero mexicano.

Quien levanta esas sospechas es un individuo que cumplió cárcel por cargos de distribución de esteroides, e implica al actual entrenador de acondicionamiento de Márquez. Ese entrenador antes fue vendedor de esteroides.

De acuerdo a BoxingScene.com, Víctor Conte dice sospechar del físico de Márquez, quien en su última parte de la serie “24/7” de HBO atribuye en parte ese aumento en volumen físico al trabajo de su entrenador de acondicionamiento, Angel Hernández.

Conte fue el fundador y presidente de BALCO, compañía involucrada en la distribución de esteroides a deportistas de las más diversas disciplinas deportivas, y quien fue a prisión en el 2005 tras declararse culpable a los cargos de conspirar para distribuir esteroides y lavado de dinero.

Hernández, conocido como Angel Guillermo ‘Memo’ Heredia, antes de cambiarse el apellido, testificó en una corte de San Francisco a favor de la fiscalía en el célebre caso BALCO, en mayo del 2008. Atestiguó que había vendido sustancias prohibidas -incluyendo esteroides, la hormona de crecimiento humano (HGH) y EPO- a atletas olímpicos, entre ellos Marion Jones.

En un e-mail enviado por Conte a BoxingScene.com, éste dice que “esta historia de Heredia no me sorprende”.

“Ciertamente sospecho de sus actuales actividades”, indica Conte en ese correo electrónico.

Tras calificar a Hernández de “títere” del famoso investigador Jeff Novitzky, que desovilló el caso BALCO, y acusarlo de “proporcionar extensa evidencia y testimonio contra una larga lista de clientes atletas”, Conte confía que esta unión con el púgil mexicano termine beneficiando al boxeo.

“Quizá esta historia de Heredia con Márquez terminará siendo beneficiosa al atraer más atención a la seria necesidad de un programa efectivo de pruebas antidopaje en el boxeo”, agrega Conte, siempre según BoxingScene.com.

Pacquiao tampoco ha estado exento de acusaciones de que estaría usando substancias prohibidas para mejorar su rendimiento. Y llegó a demandar a Floyd Mayweather Jr., por supuestamente hacer ese tipo de insinuaciones, luego de que el invicto boxeador estadounidense pidiera que el ídolo filipino se someta a pruebas de sangre poco antes de un posible enfrentamiento entre los dos, cosa que ‘Pacman’ se ha negado a aceptar. Esa es una de las razones por las que no se ha concretado la pelea entre los dos.

Ayer, durante una teleconferencia, Pacquiao se negó a comentar sobre las sospechas de Conte de que la condición física de Márquez se debería al uso de sustancias dopantes. “No tengo comentarios sobre eso”, se limitó a decir.

Lo que sí prometió Pacquiao fue que en su tercer enfrentamiento contra Márquez habrá mayor emoción que en las dos previas peleas, realizadas el 8 de mayo del 2004 y el 15 de marzo del 2008, con empate en la primera y cerrada división dividida la segunda; en ambos casos en Las Vegas, escenario también de la tercera el sábado 12 de noviembre.

“Creo que habrá mucha más emoción y más boxeo en el cuadrilátero que en los dos combates pasados”, manifestó Pacquiao.

Como siempre, su entrenador, Freddy Roach, indicó que el campeón se encuentra listo.

“Manny Pacquiao está en fuego ahora mismo, ha entrenado realmente muy duro para esta pelea’, dijo Roach.

‘Pacman’ reiteró que este combate tendrá un significado especial para él porque responderá muchas interrogantes.

“Márquez ha venido diciendo que fue robado en las dos peleas previas. Yo quiero decir que esta tercera pelea será la respuesta”, sentenció Pacquiao.

Pacquiao se muestra tan confiado de que saldrá victorioso, porque asegura que ahora es un mejor boxeador que cuando se enfrentó con Márquez en las dos ocasiones previas.

La primera pelea fue en las 126 libras, la segunda en las 130. Ahora el acuerdo firmado es en las 144 libras, tres menos que cuando Márquez perdió ante Mayweather. Falta ver si la preparación y la adición de personal especializado al equipo de Márquez le será suficiente para revalidar sus palabras, de que fue perjudicado en los combates previos.