Patriots y Packers

Washington, Detroit y Buffalo, contra todo pronostico, invictos después de dos fechas.

Dallas, Texas/Especial para Impremedia – Algunas cosas jamás cambian. Por ejemplo, Tom Brady mariscal de campo en Nueva Inglaterra sigue haciendo trizas a rivales sin importar cuales son sus actuales receptores. Brady impuso récord con 940 yardas por pase en las primeras dos semanas incluyendo siete pases de anotación. Aaron Rodgers, quarterback de los campeones en Green Bay, ligó otra semana pasando por mas de 300 yardas y dos o mas pase para anotación. Los Bears siguen sufriendo para proteger a Jay Cutler, los Chargers con problemas en equipos especiales, Matt Ryan y los Falcons ganan en casa y Josh Freeman guía a sus Bucs viniendo de atrás en el ultimo cuarto. Otras cosas cambian por completo. Quien hubiera apostado por los Redskins y Rex Grossman, por Buffalo y Ryan Fitzpatrick (quién?!), o por Detroit y Matthew Stafford (todavía ileso después de dos semanas completas). Increíble. Eso es cambio y del bueno. No tan prometedor el arranque de los Vikings y los Colts. Si Brett Favre no pudo salir adelante en Minnesota, Donovan McNabb menos, con apenas 268 yardas por pase en dos semanas. Sin Peyton Manning, Indianápolis lleva escasos dos touchdowns ofensivos en dos fechas. Solos los Chiefs, con 10 puntos en dos semanas han producido menos que los Colts.

En la categoría, ‘unas de cal otras de arena’ ubicamos a varios pretendientes como los Eagles, Falcons, Chicago, Baltimore, Pittsburg y San Diego. Los Ravens decepcionaron después de una contundente victoria sobre los Steelers. Filadelfia en espera de la recuperación de Michael Vick y Philip Rivers de los Chargers sufrió dos intercepciones contra los Patriots. Los Cowboys son otro equipo de extremos, con un desplome en Nueva York seguido de gran victoria en los instantes finales en San Francisco. Y nadie vivió más intensamente los altibajos de las dos primeras semanas que su mariscal Tony Romo, chivo expiatorio en la primera semana, superhéroe en la segunda fecha remontando marcador adverso con dos costillas rotas. Así es la vida en la NFL.

No se pierdan la acción en la NFL y veamos lo más destacado para este fin de semana.

Green Bay (2-0) en Chicago (1-1):

Los Packers ganaron el último Súper Bowl gracia a su defensiva. Llevan dos semanas ganando a pesar de su defensiva. Green Bay es la peor defensiva contra el pase, permitiendo 400 yardas por juego. Manos mal que los Packers cuentan con el quarterback Aaron Rodgers, segundo en la liga con un rating de 126.4, 5 TDs y sin intercepción alguna. Los Bears los tienen bien medidos y es posible que sin defensiva no ganen el domingo. Chicago, en especial Jay Cutler, traen un pendiente por cobrar tras la final de conferencia del año pasado.

Houston (2-0) en Nuevo Orleans (1-1):

Pues hora de ver si los Texans van en serio. Vencieron a los Colts sin Manning y a los Dolphins que no traen nada. Si Houston desear ser tomado en serio, este fin de semana es su oportunidad. El corredor Arian Foster sigue resentido aunque Ben Tate (tercero en la liga) ha suplido con dos semanas superando las 100 yardas por tierra. Y mientras ha estado la mancuerna del mariscal Matt Schaub (100.4 QB rating) con el receptor Andre Johnson (14 recepciones, 188 yardas, 2 TDs), puntos no han faltado. Pero los Saints son otro nivel. Drew Brees es tercero entre mariscales (114.9 QB rating, 6 TDs, 0 intercepciones) y Nuevo Orleans promedia 32 puntos por encuentro.

Nueva Inglaterra (2-0) en Buffalo (2-0):

Tom Brady es líder en yardas (940), eficiencia (128.0 QB rating) y pases de anotación (7 TDs). O sea, la misma sopa de siempre. Chad Ochocinco es nueva opción de los Patriots, pero entre los receptores, ha sido el menos usado por Brady después de Wes Welker, Deion Branch, Aaron Hernández y Ron Gronkowski. Uno de estos días revienta el buen Ochocinco. Los Bills son la grata sorpresa del arranque. Buffalo es la ofensiva mas productiva, promediando casi 40 puntos por juego y son también primeros por tierra con 190 yardas por encuentro. Atención con el joven Ryan Fitzpatrick, quarterback de los Bills, no es ningún Brady, pero tiene pedigrí. Estudio en Harvard.

Washington (2-0) en Dallas (1-1):

La tradicional batalla entre Pieles Rojas y Vaqueros. Tony Romo, quarterback de los Cowboys, se sacó la espina de la primera semana con el triunfo en San Francisco. Pero sufrió una fractura en la costilla, le siguen revisando el pulmón y es posible que juegue golpeado el resto de la temporada. El mariscal Rex Grossman ha cobrado nueva vida bajo la tutela del entrenador Mike Shanahan.