Una reñida elección por el Congreso

Weprin y Turner se disputaron hasta el último el voto de los indecisos

NUEVA YORK – El demócrata David Weprin enfrentaba anoche una inusual y peleada contienda electoral contra el republicano Bob Turner en una elección especial por un asiento en el Congreso del Noveno Distrito, tradicionalmente demócrata desde 1920.

La elección -interpretada como una consulta sobre la política del actual gobierno- era anoche muy cerrada como para declarar un ganador.

Sin embargo, el descontento hacia el presidente Barack Obama inclinaba la balanza ligeramente hacia el republicano. La elección especial fue convocada para reemplazar al congresista Anthony Weiner, que renunció en medio de un escándalo sexual.

Turner, un ejecutivo retirado en el campo de las comunicaciones, sin previa experiencia política, encabezaba los resultados a las 11:04 p.m .con 149 de los 512 precintos contabilizados. La ventaja era de 52% a 48%.

El proceso se llevó a cabo dentro de un ambiente calmado para los electores y de tensión para los candidatos.

Weprin, actual asambleísta estatal demócrata, inició su día saludando a los pasajeros, en varias estaciones del tren en el área de Forest Hills y recorrió varios centros para ancianos, en busca de obtener el voto de los indecisos.

Mientras que su oponente, Turner, del Tea Party, hizo lo propio visitando comercios locales y estaciones de tren, en el distrito que abarca varios vecindarios de Queens y Brooklyn.

Si bien los trabajadores de las campañas, desplegaron carteles alusivos a sus candidatos y se repartieron volantes, con los principales puntos de la plataforma política, salvo en las áreas adyacentes a los puestos electorales, no se vislumbró ningún otro ambiente electoral agitado.

Sobre la avenida Queens Boulevard, que cruza una parte de los barrios de Rego Park y Kew Gardens, que hacen parte del Distrito Congresional Nueve, unos transeúntes aseguraron haber votado a primera hora de la mañana, mientras que otros admitieron saber de los comicios, pero no mostraron mucho interés en participar en los mismos.

“Yo voté por Weprin, porque soy demócrata, pero también, porque he escuchado sobre la política antiinmigrante del otro candidato y eso no nos conviene a nosotros como latinos”, dijo Miguel Andrade de 34 años.

Sin embargo, Amarilys Redondo, de 29, admitió que aunque sabía de las elecciones especiales en su distrito, en horas de la tarde no tenía decidido si iría a votar.

La participación de los latinos era importante y decisiva, según el analista político Roberto Pérez, “en unas elecciones que tradicionalmente tienen baja asistencia a las urnas – como las de ayer- se marcaría la diferencia si por lo menos la mitad de los hispanos registrados para votar -que son alrededor de unos 20 mil- votarán”.

De acuerdo a Pérez, de llegar a obtener el triunfo, Turner “no ayudará a los latinos en Washington”.