Las conferencias del maestro con padres

Cuando mi mamá hablaba con mi maestra durante las conferencias su prioridad era mi comportamiento, si yo había sido respetuosa, y había obedecido a la maestra. Una vez que la maestra le aseguraba que yo había sido una buena muchacha, entonces mi madre estaba dispuesta a oír sobre mis notas en lectura, matemática y ciencia. Mi madre sabía que si no había autodominio, aprender sería difícil.

Dos factores dominantes afectan el progreso de un niño en la escuela, la capacidad de aprendizaje y su comportamiento. Aquí le presento tres combinaciones de informes que puede recibir del profesor que le dirán mucho sobre el progreso de su hijo/a.

Si el profesor dice: Su niño está progresando bien en los estudios pero no en su comportamiento, pregúntele al maestro si su hijo/a acaba su trabajo antes que los otros estudiantes. Si es así, entonces es un buen indicador que la materia es muy fácil y su hijo/a necesita una materia más difícil. Puede ser que su hijo/a esté aburrido y busca otras maneras de mantenerse ocupado.

Si el profesor dice: Su niño no se está comportando bien y no está a un nivel adecuado en sus estudios. Pida ejemplos de cuando él no se comporta bien. ¿Es durante la instrucción? ¿Es durante el receso? Si es durante el receso entonces no le está afectando la instrucción. Pero si se porta mal durante la instrucción, entonces puede ser porque su niño/a no entiende la materia. Si el comportamiento sucede a toda hora, entonces la inhabilidad de su niño/a de controlarse está interfiriendo con su aprendizaje. Trabaje con el maestro para fijar un plan que ayude a su niño/a a ganar autodominio.

Si el profesor dice: Su niño se comporta bien y está muy bien académicamente. ¡Vaya a casa y celebre! Bese a su niño y déjele saber que está orgulloso de sus esfuerzos.

Finalmente, no se olvide de agradecerle al profesor antes de que usted deje la conferencia. La mayoría de los profesores son apasionados y trabajan duro, déjele saber que usted los aprecia.

Alrededor de la web