QUE NO HUBO DISPAROS

MÉXICO, D.F.- El capitán Adolfo Vega Montoto, secretario de Seguridad Ciudadana de Querétaro, negó ayer que los policías estatales hayan disparado los marcadores, que son las armas que utilizan balas de goma normalmente empleadas en el gotcha, en contra de aficionados de la porra de Tigres que estaban en La Corregidora luego del juego entre Gallos y Felinos.

El funcionario añadió que los agentes acudieron a los palcos del inmueble por un llamado de auxilio de las personas que los ocupaban porque había bastantes fanáticos de Tigres que les lanzaban monedas y hielos.

“En el partido del jueves, lo subrayo y lo destaco, se presenta un incidente en los palcos 72 al 76, que estaban ocupados por hombres, mujeres y niños, y a un lado estaba la porra visitante de Tigres y empezaron a arrojar monedas y también pedazos de hielo”.

“Acto seguido piden apoyo las autoridades del estadio para que acuda la policía estatal y ésta se presenta y se hizo una valla con la policía para evitar que agredieran a las personas”, comentó.

“La propia policía fue la que retiró a los niños de los palcos. Los policías estatales de Querétaro se apostaron sobre los palcos, pero no usaron las armas”, aseguró Vega Montoto.

“Se coloca en posición el arma pero no se dispara. En ningún momento se hace uso del gotcha”, dijo Vega.

La policía de Querétaro incluye en sus entrenamientos marcadores para dispersar a los fanáticos rijosos, explicó el funcionario, porque sería demasiado riesgoso que portaran armas de fuego en un estadio.

“El personal está dotado de este equipo, de gotcha se llama, macanas, toletes, para que en un acto masivo no utilizar el arma de fuego por ningún motivo”.

Adolfo Vega calificó el operativo de seguridad para el partido entre Gallos y Tigres como un éxito.

“Actuamos con la cordura necesaria, recibiendo bien a la gente, evitando algún accidente, no hubo ningún herido, era un evento con un alto grado de dificultad y las cosas salieron para nosotros bien”, sentenció.

?>