Hacen cuentas de Iniciativa Mérida

EEUU dice que habrá entregado a México $900 millones antes de concluir 2011
Hacen cuentas de Iniciativa Mérida
El jueves pasado México recibió un nuevo avión CASA 235 Persuader y tres vehículos Backscatter de inspección.
Foto: EFE

WASHINGTON, D.C. (EFE).- El gobierno de Estados Unidos habrá desembolsado un total de 900 millones de dólares dentro de la Iniciativa Mérida antes de finalizar el año, afirmó ayer el Departamento de Estado.

La Iniciativa Mérida, un plan de seguridad regional lanzado en 2008 y dotado de 1,600 millones de dólares, tiene el objetivo de ayudar a México y Centroamérica a combatir el narcotráfico y la delincuenciaz organizada.

El Departamento de Estado dijo en un comunicado que de ese monto, EEUU ha entregado más de 700 millones de dólares en equipos y programas de capacitación, y con la entrega de ayuda adicional este año confirmó que “estamos comprometidos a elevar esa suma a aproximadamente 900 millones de dólares para finales de este año”.

La nota enfatizó que por cada dólar que Estados Unidos invierte en la Iniciativa Mérida, “México ha gastado aproximadamente 13 dólares o más”, y que, como parte de la evolución del programa, el gobierno estadounidense ahora ha iniciado una transición en el tipo de ayuda que ofrece.

Washington busca que sus esfuerzos no se centren en la entrega de equipos costosos sino en apoyar “los progresos de México para fortalecer las instituciones democráticas, reducir la impunidad, mejorar el respeto a los derechos humanos, realzar el papel de la sociedad civil y transformar la naturaleza de nuestras fronteras mediante una intensa asistencia técnica y de capacitación”, destacó.

Se calcula que la lucha antidrogas en México se ha cobrado la vida de cerca de 42,000 personas desde diciembre de 2006, cuando el presidente Felipe Calderón ordenó la militarización del combate contra los narcotraficantes.

Por otra parte, un grupo de 33 líderes demócratas de la Cámara de Representantes instó ayer a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, a que presione para que el respeto de los derechos humanos de los migrantes en México sea un “elemento clave” de la ayuda que Estados Unidos ofrece a ese país.

“Creemos que el fortalecimiento de los esfuerzos de México para evaluar la gestión e incrementar la rendición de cuentas de sus fuerzas de seguridad, incluyendo la Policía Federal y el Instituto Nacional de Migración, deben ser elementos clave de la asistencia de EEUU a México”, dijeron en una misiva enviada a Clinton.

Solo así, continuaron, se podrá “asegurar que los crímenes y violaciones a los derechos humanos cometidos por esas agencias federales no quedan impunes”.

“También alentamos al Departamento de Estado a que discuta con nuestras contrapartes mexicanas formas en que la asistencia de EEUU podría estar dirigida a ofrecer más asistencia humanitaria” a los migrantes, agregaron los congresistas, encabezados por Raúl Grijalva, copresidente del llamado Grupo Progresista del Congreso de Estados Unidos.

En la carta, los congresistas señalaron que el “trayecto desde México o Centroamérica hacia Estados Unidos es uno de los más peligrosos en el mundo, y permitir que continúen los abusos y la violencia no le conviene a nadie”.

También pidieron que la secretaria de Estado presione al gobierno de México a tomar medidas para resguardar la seguridad de los migrantes que atraviesan su territorio, y de quienes buscan protegerles.

El documento destaca la masacre de 72 migrantes en el estado mexicano de Tamaulipas en agosto de 2010, un caso en el que, según los congresistas, “poco se ha hecho para responder eficazmente a esta crisis humanitaria”.

Recordaron que, según un informe de febrero pasado de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de México, 11,333 migrantes fueron víctimas de secuestros entre abril y septiembre de 2010.

Aparte de los secuestros, en su rumbo hacia Estados Unidos, “los migrantes también son con frecuencia sujetos de otros abusos, como la tortura, extorsiones y robo; aproximadamente seis de cada diez mujeres migrantes son violadas”, indicó la carta.