Matan a jefe policial y su hijo

Monterrey/EFE – El comandante de la Policía Municipal de Saltillo (México), capital del estado norteño de Coahuila, y su hijo de once años fueron asesinados a tiros por un grupo de sicarios cuando viajaban en su vehículo, informó hoy la Fiscalía estatal.

El homicidio tuvo lugar ayer en la mañana, en el barrio Magisterio, en el oriente de la ciudad, y momentos después las autoridades recibieron reportes de disparos en la zona, precisó un comunicado de la Fiscalía General del Estado de Coahuila.

Emmanuel Almaguer Pérez, comandante de la Policía de Saltillo, y su hijo se trasladaban en una camioneta cuando fueron atacados por sicarios del crimen organizado, agrega el reporte oficial.

Los cuerpos de Almaguer Pérez y el menor quedaron dentro del vehículo en el cruce del bulevar Sección 38 y la calle Arturo Ruiz, con heridas de armas largas.

“Hasta la mañana del lunes los peritos de la Fiscalía realizaban las diligencias de levantamiento de los cuerpos, así como de criminalística de campo para integrar la correspondiente averiguación previa”, concluyó el organismo.

El atentado ocurrió horas después de que en otra ciudad de Coahuila, Torreón, se registrara el asesinato de tres personas en el interior de un bar.

En el estado de Saltillo operan principalmente los cárteles de las drogas del Golfo y Los Zetas.

Soldados mexicanos capturaron a 10 presuntos sicarios del cártel del Golfo presuntamente implicados en el ataque a un bar en la norteña ciudad de Monterrey, donde murieron 20 personas, informaron ayer fuentes oficiales.

“Los detenidos manifestaron pertenecer a la organización criminal del cártel del Golfo y haber participado en el atentado del bar Sabino Gordo, en el cual perdieron la vida 20 personas el pasado 8 de julio del presente año”, dijo a Efe un oficial que participó en la captura.

Los presuntos sicarios confesaron también haber participado en el asesinato de cuatro personas en el Café Iguana en mayo pasado y en otra serie de crímenes.