Defienden el transporte de escolares

Superintendente dice estar dispuesto a ir a corte contra los recortes previstos
Defienden  el transporte de escolares
Un estudiante en silla de ruedas es auxiliado a descender de un autobús escolar de la secundaria Santee en Los Ángeles.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

De los 1,800 millones de dólares que el gobierno estatal planea recortar a la educación pública, 248 millones estaría quitando al transporte escolar, como consecuencia del déficit fiscal de California.

Para el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) ello significaría la pérdida de 38 millones de dólares en su presupuesto para la transportación de 35,000 estudiantes que asisten a escuelas magnet, y de otros 13,000 alumnos de educación especial que utilizan autobuses escolares.

De hacerse el anuncio oficial de dichos recortes el 15 de diciembre, esto entraría en vigor el 1 de enero.

Ante ello, el superintendente del LAUSD, John Deasy, dijo a La Opinión que “esto violaría los derechos individuales de alumnos de educación especial y nuestro decreto de integración, razón por la cual se implementaron los programas magnet en el distrito”.

Deasy dijo estar dispuesto a ir a corte para solicitar un desagravio por mandato judicial y evitar los recortes.

“Voy a recomendar a la junta directiva del distrito el interponer una demanda para parar este intento de recortes o no permitir que se implementen”, aseguró el superintendente del segundo distrito escolar más grande del país.

Será la próxima semana, durante la reunión de la junta directiva del LAUSD, cuando Deasy presente esta propuesta de demanda.

Mónica García, presidenta de la junta escolar del distrito, envió ayer un comunicado a los padres para informarles de los posibles escenarios, de proceder los recortes.

Estos incluyen la eliminación total de los fondos de transportación para todos los estudiantes de programas magnet, los de educación especial o eliminar la mitad de las 1,640 rutas de autobuses para el resto del año escolar y cancelaría toda transportación relacionada con actividades deportivas o paseos escolares.

“Sería completamente devastador para nuestro porgrama”, dijo Sam Dovlatian, coordinador del programa magnet de la escuela secundaria Downtown Magnets, acerca de los recortes.

En esta escuela, más de mil estudiantes acuden a los programas magnet, y según Dovlatian: “Vienen desde el Valle, desde San Pedro o del Este de Los Ángeles solo gracias al transporte escolar. Entonces, ¿qué va a pasar con ellos?”.

El educador confirmó que de estos estudiantes el 70% son de origen hispano.

“Podría ser una situación dramática para aquellos estudiantes que necesitan la transportación gratuita porque son de escasos recursos. Pero aún más grave será para los alumnos de educación especial, particularmente aquellos que tienen discapacidades físicas o están en sillas de ruedas. ¿Cómo van a hacer sus padres para llevarlos a la escuela si necesitan transporte especial?”, subrayó María Elena Meraz, directora ejecutiva de la organización Parents Institute for Quality Education.

Un ejemplo de las familias que se podrían ver afectadas por esta situación es la de Eréndira Campos, quien tiene a su hijo Jorge en uno de estos programas de educación especial.

“Ya se han dado recortes en la escuela de mi hijo. Aún no sé nada sobre la transportación, pero sería muy grave que nos la quitaran”, comentó. “Los padres tenemos la obligación de hacer algo ahora para que esto no suceda y no quejarnos después de que ya paso”.