Publican video de exagente del FBI

El estadounidense fue secuestrado en Irán hace más de cuatro años

WASHINGTON, D. C. (EFE).— La familia del exagente del FBI Robert Levinson, secuestrado desde hace más de cuatro años en Irán, publicó ayer un vídeo en el que el rehén pide ayuda al gobierno de Estados Unidos para lograr su liberación.

Levinson desapareció en marzo de 2007 en la isla de Kish, en un complejo turístico del golfo Pérsico, cuando había ido a reunirse con un fugitivo estadounidense conocido como Dawud Salahuddin, en calidad de investigador privado.

En la cinta, Levinson se encuentra sentado en una celda improvisada, más delgado en comparación con fotografías anteriores y vestido con una camisa vieja.

El exagente del FBI afirma en la grabación que ha sido mantenido en cautiverio durante tres años y medio, pero no identifica a sus captores.

“Necesito la ayuda del gobierno de Estados Unidos para responder a las peticiones del grupo que me ha retenido. Por favor ayúdenme a volver a casa. Treinta y tres años de servicio a Estados Unidos merecen algo”, dice Levinson en la cinta mientras suena música árabe de fondo.

Las imágenes del exagente fueron incluidas en una grabación de vídeo más larga que fue publicada hoy en la página web de la familia en la que la esposa de Levinson, Christine, y uno de los siete hijos de la pareja piden su liberación.

En el vídeo, Christine Levinson y su hijo David no hacen mención al gobierno iraní, sino que dirigen sus peticiones a los captores y les instan a ponerse en contacto con la familia.

“Mi madre ha recibido sus mensajes. Por favor, dígannos sus necesidades para que podamos trabajar juntos y traer a mi padre a casa”, dice el hijo.

La portavoz del FBI Jacqueline Maguire dijo en un comunicado que el vídeo no fue publicado anteriormente debido a que había investigaciones en curso.

“La investigación para localizar al señor Levinson continúa, ya que el Gobierno de EEUU sigue trabajando para encontrarlo y traerlo a casa sano y salvo”, añadió la portavoz.

El FBI tiene indicaciones de que Levinson se encuentra en el “suroeste” de Asia, pero no ha podido concretar un área más reducida dentro de esa extensa región, según indicó hoy la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

“Esperamos que la publicación del vídeo proporcione nuevas pistas en la investigación”, dijo Nuland en su conferencia de prensa diaria, en la que subrayó que el Departamento de Estado ha estado trabajando “intensamente” en el caso desde que se produjo el secuestro.

A principios de este año, la familia recibió un correo electrónico con fotografías del rehén en las que aparecía con un uniforme de prisionero de color naranja y con una barba larga.

Las autoridades iraníes han negado saber nada sobre las circunstancias de la desaparición de Levinson o lo que le sucedió después.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, dijo durante un viaje realizado a Estados Unidos el pasado año que su gobierno estaba dispuesto a ayudar a las autoridades estadounidenses en la investigación.