Sugerencias de la Secretaria de Trabajo para los latinos

El índice del desempleo a nivel nacional descendió en medio punto porcentual, al 8,6%, en noviembre, mientras que para los latinos se mantuvo en un 11,4%.

En su informe mensual por teleconferencia el 2 de diciembre, con la participación de Hispanic Link News Service, la secretaria del Departamento de Trabajo de los EE.UU., Hilda Solís, dijo que el índice general, que descendió del 9,1% en octubre, es uno de los índices más bajos desde marzo del 2009, y que está a 1,2 puntos porcentuales más bajo que el mismo periodo del año pasado. Si bien una cantidad de personas se ha ausentado de la fuerza laboral, una cantidad igual está encontrando empleo ahora, dijo Solís.

Señaló que si bien el índice para los latinos se mantuvo en un 11,4%, igual que el de octubre, había descendido significativamente comparado con el mismo periodo el año pasado, cuando había subido a un 13,2%.

El índice del desempleo entre los africano americanos estaba en un 15,5%, un cambio sin significancia estadística comparado con el 15,4% en noviembre del año pasado.

Solís notó que el incremento en empleos para noviembre, 140 mil empleos de sector privado, no agrícolas, se dio por prácticamente toda región y todo sector. Durante el último año, se añadieron 1,9 millones de empleos privados, con un promedio de 157 mil al mes.

La economista Adriana Kugler agregó que hay indicaciones de las encuestas de viviendas realizadas por el Departamento de Trabajo, de un incremento en el esta- blecimiento de nuevas empresas. La encuesta sobre la nómina no capta ni las nuevas entradas ni el empleo independiente.

En el pasado reciente, cuando habían cinco aspirantes a cada nuevo empleo, ahora hay cuatro, dijo Solís, citando sólido crecimiento en las ventas al por menor, de electrodomésticos y automóviles. El ingre- so y el gasto personales están elevándose, en lo que el público muestra mayor confianza en la economía. Los consumidores, entre ellos los latinos, están gastando.

También enfatizó la importancia crítica de la extensión de los beneficios del desempleo para los 5 millones de trabajadores que los necesitan aún, pero cuyos beneficios pronto se acabarán.

Solís mencionó que los trabajadores latinos se concentran mucho en las áreas de la construcción y la manufactura, donde sigue a paso lento la recuperación. Como primera mujer hispana en la historia que ocupa una posición en el gabinete del presidente (su madre nicaragüense y su padre mexicano se conocieron en una clase para la ciudadanía), Solís ofreció algunas sugerencias para los latinos que recién van entrando al mercado laboral o que encuentran difícil la reinserción:

Ver qué pueden ofrecer las universidades comunitarias. Hacerse más viable en este mercado competitivo. Explorar nuevas oportunidades profesionales en las áreas de mayor proyección de crecimiento. Estudiar para sacar certificados, licencias y credenciales. “El sistema de salud sigue ofreciendo una vertiente de crecimiento, en particular en las áreas delanteras, las que llamamos cuidados ambulatorios”, puntualizó. “Yo percibo que hay un verdadero crecimiento en las ventas al por menor, los servicios empresariales y la consultoría financiera.

Muchos latinos que vuelven a casa de la guerra van a estar buscando trabajo y tenemos que incorporar sus talentos y sus habilidades con lo que los empleadores requieren.

¿Qué percibe la secretaria para el año que viene?