Eduardo Vargas es el nuevo astro del fútbol austral

Eduardo Vargas es el nuevo astro del fútbol austral
Eduardo Vargas.
Foto: Felipe Trueba / efe

Santiago de Chile/EFE – El delantero Eduardo Vargas se ha convertido en la nueva joya del fútbol chileno tras una pletórica campaña en la Universidad de Chile, donde ha deslumbrado en el torneo local y la Copa Sudamericana con goles y una velocidad endemoniada.

La progresión de Vargas, de 22 años, resulta fundamental para explicar la gran temporada realizada por la U este año.

Los azules se proclamaron campeones del Apertura, están en las semifinales del Clausura y se encuentran a solo 90 minutos de lograr su primer trofeo internacional, después de imponerse al Liga de Quito por 0-1 en el choque de ida de la final de la Sudamericana.

En este último torneo, el ariete chileno ha mostrado su mejor repertorio y ha anotado nueve goles, incluido el tanto del triunfo en Quito.

Rápido y habilidoso como pocos, Vargas se mueve con comodidad por todas las posiciones ofensivas y sus desmarques en diagonal son sinónimo de gol.

Nominado al premio de mejor futbolista sudamericano del 2011, el talento de Vargas no ha pasado desapercibido por nadie y los emisarios de clubes europeos han seguido de cerca sus pasos durante las últimas semanas.

En agosto, la U rechazó una oferta del Spartak de Moscú, que ofrecía 5 millones de dólares por el delantero. Actualmente, la tasación de Vargas ha subido hasta los 15 millones de dólares y la U espera ofertas de clubes de primer nivel como el Chelsea, el Milán o el Inter de Milán.

Aunque los universitarios desean retenerlo hasta mediados de 2012 para que juegue la Copa Libertadores, todo parece indicar que cuando la U termine su participación en los torneos que tiene en juego, Vargas hará las maletas y partirá a Europa para incorporarse a algún equipo en el marcado invernal.

Vargas empezó en las divisiones inferiores de la Universidad Católica y el Palestino, aunque en ninguno tuvo mucha continuidad.

En 2006, disputó un torneo en Puerto Montt con un equipo aficionado. Rápidamente llamó la atención de un entrenador, que le ofreció realizar una prueba en el Cobreloa.

Vargas se incorporó al segundo equipo del Cobreloa y fue en este club del norte de Chile donde se forjó como futbolista, como también hizo en sus inicios Alexis Sánchez, del Barcelona español.