Puja por reducir la obesidad llega a Bushwick

Shape Up NYC ofrece 14 clases nuevas, de las cuales cinco están en Brooklyn

Puja por reducir la obesidad llega a Bushwick
Foto: Cortesia

Nueva York – Residentes de Bushwick tendrán menos clases de programas de ejercicios gratuitos, comenzando en enero del 2012. El Departamento de Parques ha decidido reducir las clases y ofrecerlas en otro vecindario.

Al finalizar el año, el programa gratuito de ejercicios para toda la familia que ofrece el programa Beacon Center of Arts and Leadership que está en la escuela Junior High 291, en Bushwick, reducirá sus clases, en vez de 12 horas durante seis días, ahora serán siete horas en cinco días.

“Este recorte va a perjudicar a muchas personas”, dijo María Ochoa, una ecuatoriana, de 32 años, que asiste al programa desde hace cuatro años. “A mí personalmente me afecta, porque no tengo dinero para pagar un gimnasio y tengo que estar en algún programa de ejercicio por mi salud. Tenía el colesterol alto y ya se me ha nivelado”, agregó la residente de ese sector.

Bushwick es un vecindario de personas de bajos recursos que sufren de diabetes, obesidad y otras enfermedades vinculadas a la mala alimentación y la falta de ejercicios, según Denis Rosario, directora ejecutiva de la Coalición de Servicios para la Familia Hispana que está en la escuela.

“Hasta ahora nos informaron que recortarán las clases hasta junio, pero después las quitarán por completo y serán trasladadas a Williamsburg”, indicó Rosario.

Esto preocupa a los participantes porque la mayoría de personas que asisten al programa son mujeres mayores de edad, según Sara Woolley, directora del programa Beacon. Además, indicó que las clases son bilingües, ya que muchas de ellas no hablan mucho inglés.

“Nuestras clases son bilingües… tenemos un 73% de asistentes latinos y el resto son afroamericanos. Y estas clases están cambiando la vida de muchos. No entiendo como la Ciudad quiere recortar este programa”, dijo Woolley. Además agregó que en total hay 464 participantes y a cada clase asiste entre 60 y 80 personas cada día.

Altagracia Machado, una dominicana de 66 años, ha participado del programa desde hace tres años y empezó a ir por los problemas de artritis en las rodillas. “Me ha beneficiado mucho y claro que me perjudicaría si cierran el programa porque no podría pagar para ir a otro sitio. Soy retirada y me queda difícil hasta pagar la renta, mucho menos tengo para pagar $316 o más, que era lo que pagaba años atrás cuando tenía trabajo e iba al gimnasio”, agregó.

Por su parte, el Departamento de Parques indica están extendiendo el programa Shape Up NYC, con 14 clases nuevas en toda la ciudad, de las cuales cinco están en Brooklyn. Además que distribuirán las clases entre más vecindarios para que más personas se beneficien en diferentes vecindarios.

“Vamos a pasar cinco horas de programación de un lugar a otro para servir mejor a los usuarios”, dijo Annika Holder, asistente del comisionado de programas públicos en la ciudad de Nueva York.

A pesar de los recortes en clases, el programa ofrecido en PS 291 tiene el número más alto de clases que otros sitios en Brooklyn, según el Departamento de Parques.