Revés para la clínica de Espada

Revés para la clínica de Espada
El exsenador Pedro Espada sigue en la pelea por la clínica Soundview HealthCare Network y ayer asistió nuevamente a la corte en compañía de sus abogados.
Foto: humberto Arellano / EDLP

El Bronx – El Departamento de Salud (HD) tiene autoridad para intervenir en la Soundview HealthCare Network y cancelar su programa de Medicaid, decidió ayer el juez Mark Friedlander de la Corte Civil de El Bronx.

El juez descartaba así la moción de la organización contra la suspensión del programa, ante una sala repleta de trabajadores y pacientes, entre los que se encontraba el ex senador Pedro Espada, su fundador y exdirector ejecutivo.

“Soy consciente de las limitaciones de un juez en este tema… ciertamente estoy preocupado por los problemas para la comunidad pero no tengo poder para tratarlos. Si hay consecuencias estas recaerán sobre el HD… ellos deben saber cuáles son los efectos de sus acciones”, indicó el juez refiriéndose a los 24,000 pacientes y 2,000 trabajadores afectados. “A fin de evitar malentendidos la orden judicial no entrará en efecto hasta que se de la transcripción de la decisión a ambas partes”, comunicó Friedman quien estimó que debido a las fiestas esto será a primeros de año y a partir de ahí tendrán 30 días hasta su puesta en vigor.

“Este asunto no ha finalizado. Soundview sigue abierta y vamos a tomar otras acciones legales”, declaró Nathan Dembin, abogado de Soundview, quien realizó una espectacular defensa que el juez se lamentó no estuviera grabada en video. Espada indicó que la lucha acaba de empezar: “Si las decisiones judiciales se hubieran aceptado no tendríamos derechos civiles, ni voto femenino… esta es una primera decisión ¡aunque terrible! porque no les importa la salud de 24,000 pacientes ni dejar sin empleo a 2,000 trabajadores en Navidad”.

En su argumentación Dembin calificó la decisión del HD de abusiva, arbitraria y prejuiciada que además iba a dañar a los más necesitados ya que no se había previsto a quién se iba a transferir esos pacientes, su costo y consecuencias. “Nunca antes ha habido un cierre por incumplimiento de las directrices del DS sin antes haber trabajado con ellos para remediarlas… porque deficiencias siempre se van a encontrar”, indicó.

En nombre de los pacientes intervino el abogado Ezra Glaser: “Por un lado está Espada y su problema y en medio los pacientes, que son personas reales y se verán impactados en sus tratamientos. Esto creará una situación de emergencia en los hospitales y va a afectar a todo El Bronx”.

El fiscal Seth Farber en su réplica dijo que Espada, padre e hijo, fueron acusados en el 2010 de apropiación indebida de fondos. “Aunque son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad, la acusación les excluye de participar en el programa de Medicaid que cubre el 90% de los ingresos de la clínica”.