Si yo fuera presidente…

Sigue a El Diario NY en Facebook

Si yo fuera presidente, establecería los siguientes treinta decretos, que listo a continuación sin orden preestablecido:

[1] Prohibiría que mi nombre y mi foto fueran conocidos. El defecto principal de nuestro sistema gubernamental estriba en la confusión que existe entre la fama y la política. Aquellos que rigen nuestro país deberían hacerlo sin el sueño de la celebridad. El anonimato es hermano del altruismo.

[2] Reduciría mi salario y el de todos los políticos a lo que recibe una familia de clase media baja.

[3] Suspendería de inmediato toda nuestra ayuda económica internacional sin importar a quién se le otorga.

[4] Eliminaría cabalmente los lobbies en Washington. No hay por qué influenciar a nuestros líderes.

[5] Aboliría inmediatamente las fuerzas armadas cuya tarea es subsanar percances internacionales. Reubicaría una tercera parte de esos fondos militares para mejorar el cuerpo policial. No es que me guste la policía pero reconozco que es necesaria.

[6] Establecería una prohibición absoluta de las armas de fuego tanto entre policías como entre criminales.

[7] Otra tercera parte de los recursos malgastados en el ejército los reubicaría a las escuelas. La educación debe ser la inversión principal de cualquier gobierno.

[8] Montaría una campaña de alfabetización de grupos marginalizados a través de la cultura popular (hip-hop, comics, telenovelas, fútbol, etc.).

[9] Haría obligatoria la enseñanza de cuatro disciplinas, la biología, la historia, la filosofía y la literatura, en las escuelas primaria, secundaria y preparatoria. Igualmente, todo niño debería adquirir una segunda lengua, cualquiera que sea.

[10] Legalizaría los estupefacientes. La opción de convertirse en un idiota debe ser exclusivamente de los idiotas.

[11] El sistema de salud universal sería totalmente gratis. No hay por qué cobrar por estar enfermo. El sistema se pagaría con la última tercera parte de los recursos provenientes del desmantelamiento de las fuerzas armadas.

[12] Apoyaría el aborto sin importar la edad del feto, salvo cuando la salud de la madre estuviera en entredicho.

[13] Prohibiría la pena capital a nivel nacional.

[14] Crearía un plan de ciudadanía para aquellas personas indocumentadas que han vivido pacíficamente en el país por diez años.

[15] Incrementaría la presencia policial en la frontera México-EEUU al tiempo que la humanizaría.

[16] Regalaría anti-conceptivos en las escuelas.

[17] Establecería una tasa de impuestos inversamente proporcional al ingreso per cápita. Mientras más gane una persona, más debe pagar al gobierno.

[18] Legalizaría los matrimonios homosexuales en todo el país.

[19] Desmantelaría la FBI y la CIA. ¡Son una desgracia!

[20] Pondría un impuesto por mirar televisión. Dicho impuesto ascendería en tamaño de acuerdo al número de horas frente a la pantalla. Cuatro horas a la semana serían gratis.

[21] Forzaría a las compañías automovilísticas a obstaculizar el uso de teléfonos celulares en los automóviles.

[22] Establecería un programas educativo de diversidad étnica a nivel adulto. Somos muchos y muy distintos.

[23] Propagaría el espíritu de voluntarismo que nos caracteriza pero lo divorciaría del contexto religioso. no público.

[24] Prohibiría el uso de la palabra Dios en el ámbito político.

[25] Impondría un impuesto a aquellos que tienen más de dos hijos.