Apoyo a trabajadores de limpieza

La plana mayor de los sindicatos neoyorquinos dieron su apoyo al SEIU 32 BJ frente al ayuntamiento
Apoyo a trabajadores de limpieza
Los trabajadores de limpieza en edificios amenazan con huelga.
Foto: ap

Manhattan – La plana mayor de los sindicatos neoyorquinos dieron ayer su apoyo al SEIU 32 BJ frente al ayuntamiento, mientras el 32BJ y la Realty Advisory Board (RAB) negociaban el nuevo contrato de los trabajadores de limpieza de edificios.

“Estamos aquí para mostrar solidaridad con los 22,000 miembros del 32BJ. Estamos juntos como movimiento laboral y para proteger los beneficios de estos compañeros y asegurarnos que vean que respaldamos su lucha”, dijo Vinny Alvarez, presidente del Central Labor Council.

Junto a él se encontraba Mario Cilento, presidente de AFL-CIO del estado de Nueva York, que representa unos dos millones y medio de miembros: “Todos los recursos del estado están a su disposición en estas negociaciones”, indicando que el contrato en negociación no sólo afecta a 22,000 trabajadores y a sus familias. “No es hoy, sino el futuro lo que está en juego ¿queremos tener una ciudad que trate a todos los trabajadores con justicia o no?”, preguntó Cilento.

Por su parte, Stuart Appelbaum -presidente de los trabajadores de las tiendas minoristas- señaló: “Hoy es el 32BJ, pero mañana puede ser mi sindicato y nuestro mensaje es que la lucha de 32BJ es la lucha del movimiento laboral de Nueva York”.

“Les ayudaremos con los piquetes y económicamente si nos lo piden”, indicó George Miranda, presidente del Consejo Conjunto de los Teamsters.

32BJ, el mayor sindicato en el sector privado, y RAB se encuentran enzarzados en unas duras negociaciones. La RAB es la asociación de los propietarios, gerentes y contratistas de limpieza de unos 4,000 edificios comerciales y residenciales. Según el sindicato, la RAB quiere establecer salarios inferiores para los nuevos contratos y eliminar beneficios. La 32BJ quiere la misma escala salarial para todos, un incremento que cubra el alza del costo de la vida y mantener el paquete de beneficios como pensión y seguro médico, indicó Eugenio Villasante, vocero del sindicato. De acuerdo a los trabajadores, el salario máximo de estos trabajadores es $22.65/hora, es decir $47,000 anuales.

Jim Grossman, portavoz de la RAB, indicó que las negociaciones continúan y esperaban poder llegar a un acuerdo antes de que venza el plazo del contrato a la medianoche del 31 de diciembre. De no llegarse a un acuerdo, los trabajadores ya votaron a favor de una huelga y la RAB ha dado instrucciones a sus miembros sobre cómo prepararse y actuar en caso de que no haya acuerdo.