Otto Pérez Molina asume presidencia

El general retirado Otto Pérez Molina asumió ayer la presidencia de Guatemala, con la promesa de acabar con la delincuencia y el crimen organizado que azotan el país.

El nuevo presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina (i), saluda junto a su esposa Rosa Leal de Pérez (d), durante su investidura.
El nuevo presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina (i), saluda junto a su esposa Rosa Leal de Pérez (d), durante su investidura.
Foto: EFE

GUATEMALA/AP – El general retirado Otto Pérez Molina asumió ayer la presidencia de Guatemala, con la promesa de acabar con la delincuencia y el crimen organizado que azotan el país.

“El cambio ha comenzado”, dijo Pérez mientras los cerca de 5,000 asistentes aplaudían.

“Nos hemos comprometido por la paz y la seguridad integral que todos ansiamos”, señaló. Como parte de la ceremonia, Pérez juró defender la Constitución momentos antes de ceñirse la banda presidencial.

El electorado se sintió atraído por el enfoque de “mano dura” de Pérez contra la criminalidad, en un país de 13 millones de habitantes invadido por las pandillas y los carteles de la droga mexicanos y con una tasa de homicidios de 45 por cada 100,000 habitantes, casi tres veces mayor que la del vecino México.

Pérez, de 61 años, es el primer militar elegido presidente desde que concluyó el gobierno militar hace 25 años, en el que se desempeñaba como director de los servicios de espionaje.

Al acto de investidura han concurrido, entre otros, los presidentes Juan Manuel Santos, de Colombia, y Felipe Calderón de México, y el príncipe de Asturias, Felipe de Borbón.

Pérez Molina llega al gobierno con la prioridad de poner fin a una antigua prohibición estadounidense sobre la ayuda militar, impuesta debido a las preocupaciones por los abusos durante los 36 años de Guerra Civil en el país.