Tibia respuesta juvenil a los políticos

Los precandidatos republicanos bombardean la Florida; los jóvenes votantes dan una parca respuesta

Guía de Regalos

Tibia respuesta juvenil a los políticos
Un joven asiste a la apertura de la oficina de campaña de Newt Gingrich en Orlando, Florida.
Foto: Iza Montalvo / La Opinión

ORLANDO, Florida .- Las primeras semanas del 2012 han estado marcadas por un gran activismo en el centro de la Florida y por otro lado, la participación tímida de jóvenes hispanos en distintos eventos políticos en el llamado corredor de la I-4.

Los precandidatos republicanos a la presidencia han recargado baterías camino hacia las primarias floridanas del 31 de enero, y sus respectivas campañas muestran especial enfoque hacia los latinos, particularmente los jóvenes.

Pero el entusiasmo de este bloque del electorado hispano a nivel local, va más allá de aliarse con bandos partidistas. Su interés gira sobre soluciones reales a los problemas que más les afectan, como la economía y el desempleo.”Es muy prematuro para atraer su atención completamente”, afirma Susan McManus, profesora de ciencias políticas de la Universidad del Sur de la Florida.

Actualmente, el desempleo en el Estado del Sol alcanza el 10%, de acuerdo con cifras de noviembre del Departamento del Trabajo. “Los votantes jóvenes son más difíciles de conquistar, la economía ha empeorado”, dijo la catedrática.

McManus señaló que para cautivar su atención, “los estrategas tendrán que llevar efectivamente su batalla al Internet, las redes sociales y a través de aplicaciones móviles”.

La edad promedio de los latinos en EEUU es de 27 años, una década más joven que otros grupos no-hispanos, de acuerdo con el Concilio Nacional de la Raza.

A nivel nacional, unos 44 millones de jóvenes están registrados para votar, y un 17% de ellos son hispanos. En la Florida, hay más de 2.4 millones de jóvenes entre las edades de 20 a 29 años, o más del 12% de la población total de Florida.

En los comicios presidenciales del 2008, los votantes entre las edades de 18 y 19 años surgieron en las urnas como los más fervientes seguidores del actual presidente Barack Obama en estados claves como este estado. Sin embargo, un estudio de Pew Hispanic Center encontró que dicho segmento poblacional que se identificaba como demócrata, disminuyó de un 62% en el 2008 a un 54%, es decir, que los republicanos tienen oportunidad atraer este voto. “Vine a escuchar que tiene que decir el candidato. Todavía no sé por quién voy a votar, pero me gusta la forma de pensar de (Newt) Gingrich”, dijo el veterano de guerra, José López, de 27 años.

Gingrich visitó Orlando la semana pasada para inaugurar su oficina y se dirigió a un grupo de unas 150 personas.

Parte de las estrategias de alcance comunitario de Gingrich localmente incluyen haber sido parte de los auspiciadores de la Fiesta de los Reyes Magos, en el Centro de Recreaciones de Meadow Woods, donde acudieron unas 2,000 personas, un distrito donde la mayoría de los residentes hispanos son puertorriqueños. Además, a pesar de que Gingrich es católico, su campaña se involucró con la plataforma evangélica local y nacional cuando se lanzó la campaña “Nuestro Futuro”.

“Hemos tenido una respuesta muy positiva de la comunidad. Gingrich es el candidato que tiene la postura más compasiva en cuanto al tema de inmigración y está en contra de la separación de las familias”, dijo Ángel de la Portilla, consultor político del excongresista.

“La campaña como tal empezó hace poco, se trata de una primaria, por lo que no hemos visto todavía tanto auge en los jóvenes, pero nos mantenemos desarrollando ideas”.

Por otro lado, Bertica Cabrera Morris, consejera nacional senior para la campaña del pasado gobernador de Massachussetts, Mitt Romney, expresó que nunca antes había visto tantos jóvenes apasionados por involucrarse en la política y trabajar de voluntarios. Romney está en contra del DREAM AcT y sostiene la postura más rígida sobre el tema de inmigración. “Nunca pensé que habría tanta gente desilusionada con Obama. Desde el año pasado, recibo de cinco a 10 llamadas diarias, de personas, de jóvenes que quieren ayudar”.

Mientras, a la Iglesia El Calvario en Orlando, durante el lanzamiento de la campaña ‘Nuestro Futuro’ que aboga por una reforma migratoria, llegaron oficiales de la Oficina del Supervisor de Elecciones a registrar votantes y a motivar a los jóvenes a participar de las elecciones.

“Lo que hemos visto en la juventud evangélica hispana es un despertar. Orlando es la sede de muchas mega iglesias que tienen que levantar su voz”, dijo el presidente de la Coalición Evangélica Nacional (NALEC) Gabriel Salguero. “Por lo tanto Orlando debe ser plataforma, fue clave en el 2004, en el 2008 y sabemos que lo será en el 2012”.

Salguero dijo que la comunidad evangélica se ha mostrado silenciosa o apática anteriormente en temas cruciales para los hispanos como la inmigración y la educación. “Ahora hemos visto una gran hambre de participación cívica”.

Precocupados los estudiantes

Del mismo modo, el senador federal Marco Rubio convocó una reunión comunitaria en el Valencia College donde algunos estudiantes y residentes le expresaron al legislador su preocupación por la economía, embargos hipotecarios, la posibilidad de una reforma migratoria y la creación de empleos.

“El gran debate en este país, es donde encontrar un campo medio, un concenso. No es un asunto de estadísticas, sino de seres humanos y eso es lo que lo hace difícil”, dijo Rubio en el colegio universitario sobre una reforma migratoria.

Mike Acevedo, de 38 años, estudiante puertorriqueño de ingeniería en el Valencia College, que participó en la reunión de Rubio, opinó que la gente está cansada del diálogo y quiere ver acción.

“Cuando se habla por ejemplo de una reforma migratoria, no se trata de un problema de los mexicanos solamente. Es un asunto moral, pero nadie parece tener una respuesta o solución verdadera”.