Pases Cortos

Pases Cortos
Radamel Falcao (izq.) y Joao Miranda pelean en el aire por un balón con defensas del Valencia, ayer, en el Vicente Calderón.
Foto: EFE

Atlético de Madrid y Valencia empataron ayer 0-0 en un duelo de máxima igualdad en el Estadio Vicente Calderón, escenario de un duelo de alta intensidad y tensión al que le faltó futbol y ocasiones y que dio un punto a cada uno de estos aspirantes a las plazas de Liga de Campeones.

El resultado interrumpe la remontada de los rojiblancos hacia los cuatro primeros puestos de la clasificación (son séptimos con 30 puntos), aunque siguen invictos y sin goles en contra con el técnico argentino Diego Simeone al frente, y afianzaron la fortaleza del Valencia en la tercera posición (37 unidades), aunque éste sumó un juego más a su sequía de triunfos en este nuevo año.

El Rayo Vallecano encontró ayer lo que buscaba en la capital aragonesa: un respiro para alejarse de los puestos de peligro, y de paso propinó un duro golpe a un Real Zaragoza (2-1) que sigue apagando las pocas luces que iluminaban su camino, y que se ve inexorablemente destinado al descenso.

Aunque aún faltan 16 jornadas para finalizar la competición, el equipo aragonés, escasamente reforzado en el mercado de invierno y que no reacciona, pese a haber cambiado en el banquillo al mexicano Javier Aguirre por Manolo Jiménez, cuenta con muy pocos recursos para al menos dar alguna esperanza a sus seguidores de no caer a Segunda división.

El delantero mexicano Nery Castillo sigue encendido y ayer volvió a marcar, ahora en la victoria 2-0 del Aris Salónica sobre Xanthi Skoda, para sumar su tercer triunfo en fila del torneo.

Éste fue el sexto tanto de Nery Castillo en el torneo griego (séptimo incluido el de Copa) y anotó por tercer partido consecutivo.

Un error del portero de Túnez, Aymen Mathlouthi, en la prórroga, facilitó ayer el triunfo de Ghana, por 2-1, para alcanzar por tercera edición consecutiva las semifinales de la Copa de África, donde enfrentará el miércoles a Costa de Marfil.

Ghana ha sido , cuatro veces campeona (1963, 1965, 1978 y 1982) y fue finalista en la pasada edición, cuando perdió con Egipto.

En el otro juego, el volante del Barcelona, Seydou Keita, marcó en el cobro decisivo en la tanda de penales y llevó a Mali al triunfo sobre Gabón y a las semifinales de la Copa de África, donde se medirá a Zambia el miércoles.

Ocho años después,Mali retorna a unas semifinales en esta justa y está a un triunfo de la final, su mejor registro hasta el momento, en Camerún 1972.

Servicios de La Opinión