Giraldo en 3 y 2: Carambola deja sin rival a JM Márquez

Guía de Regalos

y ahora… ¿cómo le hacemos? Se preguntaron don Nacho Beristaín y Juan Manuel Márquez cuando en cosa de tres días Floyd

Mayweather Jr. y Manny

Pacquiao montaron sus combates para este semestre y dejaron fuera al mexicano. Fue una carambola malébola. No digo mal intencionada, pero de un efecto contundente.

Entre bastidores, y mientras Pacquiao decidía cuándo se aventaba la cuarta con Márquez, se veía venir una llamativa Cotto- Márquez que, entre otras cosas, le tomaba el pulso al mercado para un eventual combate del boricua ante Chávez Jr. o “Canelo” Álvarez. Sólo que Mayweather, quien tenía decidido pelear el 5 de mayo, pero no tenía rival, le gustó la idea de pararse frente a Cotto y… Márquez quedó viendo chispas.

No hay problema, diría don Nacho… Y no lo había, porque así habría un agarrón ante el ascendente Tim Bradley, que pudo haber sido un peleón sin pronóstico posible.

Sólo que Pacquiao, ya sin Mayweather y sin Cotto para facturar, como le gusta a Bob Arum, echó mano de Bradley y… sí, otra vez un rival potencial del “Dinamita” Márquez quedaba fuera… y lo peor… ¿por cuánto tiempo? Mucho. Porque si las cosas siguen su curso, Pacquiao y Mayweather se pueden medir [finalmente] en noviembre de este año, y así la cuarta ante Pacquiao empieza a quedarle demasiado lejos.

¿Y ahora cómo le hacemos? El rival a la vista, que puede llevar al ring un pleito vibrante ante el mexicano es Lamont Petterson, (el que le quitó los dos títulos a Amir Khan) pero será después de que el nativo de Washington le dé la revancha a Khan, que fue un reclamo vehemente de Golden Boy Promotions. Ayer se notificó que la pelea va, sí o sí, el 19 de mayo.

Y otra vez Márquez sin un gran rival a la mano, porque “Vicious” Ortiz, una opción lejana, acordó con Andre Berto para jugarse la revancha el 30 de junio en Las Vegas.

Poco y nada de Chávez Jr. ante “Veneno” Rubio, quien llevó a cabo la peor presentación de su carrera.

Otra vez no enseñó nada… o sí, dejó una frase: “Si peleo así contra “Maravilla” Martínez voy a perder “.

Él mismo, sin presión, acepta lo poco que puede llevar a un cuadrilátero. Otra vez (no me deje mentir) volvió a ser un boxeador sin jab… sin manera de mantener fuera a su rival, sin “timming” para cambiar los ritmos y sin pegada para definir.

CHÍNGALE: “Con Chávez Jr. camino a los supermedianos y con “Canelo” en 154 libras, cada vez estará más lejos la pelea que quieren los mexicanos”.