Múltiples fallas en refugios de animales de L.A.

Los animales se encuentran en riesgo potencial en los albergues.

Guía de Regalos

Múltiples fallas en refugios de animales de L.A.
Cuatro de los seis albergues de la ciudad no realizan inventario de las mascotas bajo su resguardo.
Foto: AP

Las múltiples fallas administrativas, la falta de ética de algunos empleados y el cambio continuo de liderazgo han creado un ambiente de riesgo potencial para los animales en los refugios de Los Ángeles, revela un reporte publicado hoy por la Contraloría Municipal.

Un ejemplo: Cuatro de los seis albergues de la ciudad no realizan inventario de las mascotas bajo su resguardo, algo que es requerido por ley, ni de sus bienes materiales, incluídas armas y municiones.

Esto habría permitido la desaparición de más de 60 animales (la mayoría perros) el año pasado, muchos de los cuales se perdieron del refugio en el vecindario Lincoln Heights. Las autoridades temen que empleados sin escrúpulos los vendieron en la calle y que se cometieron errores administrativos.

“Es claro que el departamento ha fallado en mantener un inventario físico de los animales bajo su cuidado”, dijo hoy la contralora Wendy Greuel. “Sin un manejo apropiado es difícil para los trabajadores detectar cuándo se han perdido animales en refugios. Eso es excesivo e inaceptable”, añadió.

En los últimos años el Departamento de Servicios de Animales de Los Ángeles ha estado bajo fuego. Ayer se reveló que seis capitanes se encuentran bajo ausencia administrativa por negociar informalmente contratos con empresas de máquinas expendedoras a cambio de mejoras en los recintos.

A finales de 2011, un veterinario fue despedido por someter a trato inapropiado a los perros que sacrificó. Según un reporte, Manuel Boado, de 64 años, llevaba a los canes a un cuarto con animales muertos para inyectarle una sustancia en las venas yugulares, una práctica que no se le permitió.

Antes, se ventilaron las pésimas condiciones de algunos albergues, que empleados habrían recibido un sueldo por un trabajo que no desempeñaron y renunció Ed Broks de la gerencia general, luego de la presión que ejerció el Cabildo al enterarse de que canceló un programa de asistencia financiera para la esterilización de mascotas de familias pobres.

Pero no han parado las irregularidades. Hoy la Contraloría expuso que la dependencia también ha tenido problemas respecto a la recaudación de fondos, lo que impidió el ingreso de $1.3 millones sólo en los últimos dos años.

La oficina de Greuel detectó que la agencia sólo envía cobros por licencias de mascotas a los dueños que pagaron su factura un año anterior, al borrar de la lista a los que no cumplieron con esa obligación.

Asimismo descubrió una discrepancia de $125,000 en ingresos relacionados con la cantidad de microchips implantados en los animales; al tiempo que no se comprobó que todas las donaciones se destinaron para fines comerciales legítimos (en algunos albergues los donativos en efectivo fueron tratados como la “caja chica” para necesidades de los animales y el personal).

El departamento también carece de un método estandarizado para el seguimiento de horas trabajadas y para el sistema de bono temporal, los cuales determinan sus salarios.

“No podemos seguir teniendo un departamento que no está operando de manera eficiente”, manifestó Dennis Zine, presidente del Comité de Auditorías y Asuntos de Gobierno del Concejo Municipal.

“Tomamos esto con mucha seriedad, queremos ver cambios no en el futuro, sino ahora”, señaló el edil. “Debemos resolver estos problemas y ver resultados de una vez por todas, porque si continúa esta zaga no ayuda a la gente de Los Ángeles, los animales, los empleados, ni a la reputación de la ciudad”.

Greuel resaltó que la constante salida de gerentes en la última década ha complicado la conducción de un departamento que se convirtió crucial durante la crisis hipotecaria, al quedar a la deriva cientos de mascotas cuyos propietarios perdieron sus hogares.

“Este constante cambio de liderazgo ha exacerbado los retos financieros y operacionales del departamento para cumplir con su misión de proveer salud, seguridad y bienestar a los animales de la ciudad”, subrayó la contralora.