Villaraigosa levanta polémica política

Alcalde es seleccionado para presidir la Convención Demócrata 2012

Guía de Regalos

Villaraigosa levanta polémica política
El Alcalde Villaraigosa con la Primera Dama, Michelle Obama, durante una visita reciente de ésta a Los Ángeles. Muchos consideran que este nombramiento es un trampolín para el alcalde.
Foto: Archivo

El alcalde de Los Ángeles Antonio Villaraigosa ha dado un paso más en el escenario nacional, al ser seleccionado ayer para presidir la Convención Nacional Demócrata 2012, que este verano se realizará en Charlotte, Carolina del Norte, y la designación no pasó desapercibida.

Varias son las lecturas hechas a tal desición: que podría ser su trampolín hacia un escaño federal o el gabinete del presidente Barack Obama, que le ayudaría a su aspiración a la gubernatura de California en 2014 o que es una estrategia para atraer el voto latino al bando demócrata en noviembre.

Los republicanos lo han interpretado de otra manera: como una alianza entre la campaña de Obama y los sindicatos, considerando los antecedentes de Villaraigosa, quien cimentó su carrera política como organizador de sindicatos de empleados de servicios (SEIU) y de profesores en Los Ángeles (UTLA).

“No es una sorpresa que la Convención Nacional Demócrata este nombrando a un antiguo activista de sindicatos, que luchó para mayores impuestos, como presidente de la convención”, comentó Alexandra Franceschi, portavoz del Comité Nacional Republicano.

Dan Schnur, analista político de la Universidad del Sur de California (USC), coincide en que los grupos gremiales y los latinos están en la mirilla de los demócratas con esta nominación. “Villaraigosa sería efectivo en ambos frentes”, explicó. “La campaña de Obama está tomando esfuerzos para motivar a los latinos [con menos interés por los escasos resultados en materia migratoria]”, puntualizó.

Pero también resalta la importante plataforma que este nuevo cargo ofrecerá al alcalde. “Si está interesado en un cargo estatal esta exposición lo beneficiará; o quizás prefiera integrarse al gabinete de Obama, si es reelecto”, continuó el catedrático de USC.

Villaraigosa ha dejado la duda en el aire. “Es un honor ser nominado como presidente permanente de la convención”, expresó en un comunicado. “En esta convención queremos involucrar a los estadounidenses en una conversación sobre cómo podemos fortalecer al país de una manera que genere más oportunidades para todos”, añadió.

La exasambleísta y exsenadora estatal Martha Escutia no está segura qué tanto podría atraer el voto latino la nominación del alcalde y duda que sólo este cargo logre catapultar sus aspiraciones. “He conocido a muchos otros presidentes de las convenciones demócratas y no han tenido mucho futuro político”, dijo a La Opinión.

“El futuro político de Villaraigosa se va determinar por todo lo que ha hecho, por su historial legislativo y como alcalde… no con un puesto como éste, que es importante, pero simbólico”, aclaró.

Lo cierto es que, por su cuenta, el alcalde ha logrado acaparar los reflectores, siendo presidente de la Conferencia Nacional de Alcaldes, en sus múltiples viajes a Washington D.C. para promover iniciativas del transporte o criticando la postura migratoria del aspirante republicano Mitt Romney.