Novedoso método para enseñar idiomas

Aprovecha las similitudes entre lenguas romances para enseñar francés o italiano
Novedoso método para enseñar idiomas
Violeta Pasquarelli-Gascón, profesora de italiano en la Universidad Estatal de California en Long Beach, proyecta un video de Italia como material didáctico.
Foto: EFE

Los Ángeles, California/EFE – Un programa de enseñanza impartido en la universidad CalState Long Beach enseña idiomas como el francés o el italiano a partir de sus similitudes con el español, una idea que tiene gran éxito entre los hispanos de la región.

“Cuando uno, además del inglés, sabe español es más fácil aprender otra lengua romance como el francés”, dijo el mexicoestadounidense Efren Espinoza, quien estudia literatura inglesa y francés en Cal State Long Beach.

“Creo que por las similitudes en gramática, sintaxis, vocabulario y género masculino y femenino de las palabras, que ya sabemos en español, eso ayuda a que los hispanos aprendamos fácilmente otros idiomas que provienen del latín”, agregó.

Claire Emilie Martin, nacida en Argentina, es profesora de español en el departamento de literatura y lenguas romances, alemán y ruso de la Universidad Estatal de California en Long Beach (Cal State Long Beach) quien dijo a Efe que hace 10 años junto a su colega Clorinda Donato notaron que en las listas de estudiantes de francés e italiano entre 60 y 70% tenía nombres y apellidos hispanos.

“Y pensamos, bueno, estos estudiantes ya tienen una riqueza lingüística y cultural y están interesados en estudiar francés e italiano les va a ser más fácil aprender otra lengua romance como indica un método de enseñanza desarrollado en Francia y que se implementa en Europa desde 1997”, indicó Martin.

“El método que acá le llamamos ‘Entendimiento Interno’ (de lenguas romances) está siendo adaptado a las particularidades del sur de California en donde existe una gran población hispana”, explicó.

La venezolana Violeta Pasquarelli-Gascón, profesora de italiano para hispanohablantes, dijo que en su clase actual hay 36 alumnos de los cuales sólo hay dos anglos y el resto son hispanos.

“Las clases son en italiano desde el primer día y para explicarles por ejemplo el verbo ‘mangiare’ tenemos que actuar que significa comer y mostrarles fotos o vídeo de gente comiendo”, reveló Pasquarelli-Gascón.

“Y les enseñamos no solamente a hablar el idioma, sino aprender de la cultura, del arte, la familia y las comidas”, dijo.

Los profesores de Cal State Long Beach están siendo consultados por colegas educadores, y las fuerzas armadas del gobierno. Actualmente, con una subvención de $100,000 del National Endowment for the Humanities preparan el material didáctico y brindarán capacitaciones para maestros.