México comienza a saldar “deuda histórica” con braceros

El gobierno no ha pagado en los últimos 70 años pese a que se lo exigieron los extrabajadores.

México comienza a saldar “deuda histórica” con braceros
El exbracero Antonio Carrillo Salas de 77 años.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

México (EFE).- El presidente de México, Felipe Calderón, comenzó a entregar en Michoacán, oeste del país, los últimos pagos a exbraceros que trabajaron en Estados Unidos y a sus familias, una “deuda histórica” derivada de las retenciones del 10 % a su salario que se les hicieron de 1942 a 1964 en ese país.

La deuda, que el Estado mexicano no ha pagado en los últimos 70 años pese a que se lo exigieron los extrabajadores, será abonada a lo largo de 2012 a 108,000 beneficiarios que aún no la han recibido.

En una ceremonia celebrada en Zamora, oeste del país, Calderón dijo que decenas de miles de trabajadores “han esperado por décadas” los pagos, que ascienden a 38,000 pesos por trabajador (unos $2,970).

Los apoyos finales se entregarán “directamente y sin intermediarios” a cada bracero o pariente suyo que lo solicite, señaló Calderón.

“Y nadie puede pedirles nada a cambio, ni lucrar económicamente o políticamente con esto que a ustedes les corresponde”, agregó el mandatario.

Los fondos retenidos en Estados Unidos le fueron entregados por EE.UU. a México pero desde el Gobierno de este país nunca llegaron a los braceros, muchos de los cuales habían regresado tras la finalización del programa, que estuvo en marcha 22 años.

En ese período, los mexicanos que habían ido a EE.UU. trabajaron en el campo, y recibieron la promesa de que algún día se les devolvería su dinero, que engrosó un fondo de ahorro.

La deuda quedará ahora definitivamente saldada gracias a que el Congreso mexicano aprobó el año pasado una partida presupuestaria en 2012 de 3.800 millones de pesos ($300 millones) que desde hoy y en los meses venideros les serán abonados a los 108,000 potenciales beneficiarios que quedan de un padrón general de 193,000 trabajadores.

“Hoy aquí, en Zamora, empezamos a hacerles el pago a los trabajadores que faltan, a todos ustedes. Ha sido para mí muy emocionante, por cierto, entregar los primeros apoyos a los braceros comprometidos”, añadió el mandatario.

En la ceremonia se hizo público un teléfono gratuito para informarse de los pagos (01-800-2722376) para conocer detalles de cómo conseguir el pago de esta deuda social.

El secretario mexicano de Gobernación (Interior), Alejandro Poiré, dijo que está garantizada “la entrega de los recursos a nuestros paisanos que aún viven en los Estados Unidos”, lo cual se realizará a través de la red de los 43 consulados que existen en ese país.