Ramírez ya midió su nuevo hogar

Ramírez ya midió su nuevo hogar
Hanley Ramírez conectó el único batazo de vuelta entera del juego.
Foto: AP / Jeff Roberson

MIAMI/AP – Al menos para el toletero dominicano Hanley Ramírez, la nueva casa de los Marlins de Miami parece ser un parque adecuado para los bateadores.

Ramírez conectó la noche del martes el primer cuadrangular de los Marlins en su nuevo estadio, y un equipo reducido de su club derrotó por 7-6 a los Huracanes de la Universidad de Miami.

Ramírez puso la bola en la primera fila de butacas por el jardín derecho en la cuarta entrada contra Alexander Fernández, hijo del ex lanzador de los Marlins Alex Fernández.

“Es un sentimiento bueno”, comentó Ramírez. “Ahora me puedo ir a casa con un buen sentimiento”, señaló.

El juego de pretemporada fue el primero de cuatro en el parque de los Marlins. Ellos tenían curiosidad sobre cómo volaría la bola en su estadio nuevo, especialmente después de que un chico de 15 años bateó un cuadrangular el lunes en un juego de escuelas secundarias.

Varios Marlins conectaron cuadrangulares durante una práctica de bateo con mucho viento y el techo retráctil abierto. Cuando inició una lluvia ligera media hora antes del juego, el techo fue cerrado, proceso que toma 13 minutos.

“La bola estuvo extendiéndose durante la práctica de bateo”, dijo Ramírez. “El viento estaba soplando -mucho viento- pero después de que cerraron el techo fue totalmente diferente”, agregó.

Ramírez conectó el único batazo de vuelta entera del juego. También trabajó en la tercera base, totalizando un out y tres asistencias, y comentó que estuvo cómodo en la posición después de cambiarse del campocorto para dejarle el puesto defensivo al recién llegado José Reyes, su compatriota.

“No veo ninguna dificultad”, indicó Ramírez. “Me gusta”.

EMOCIONADO SANTANA. Para Johan Santana y los Mets de Nueva York, este fue un placentero día de primavera.

El as zurdo de los Mets lanzó el martes dos entradas en blanco contra San Luis, en su primera actuación contra bateadores de Grandes Ligas en 18 meses. Permitió un hit y otorgó un boleto. Realizó 29 lanzamientos, de los que 17 fueron strikes.

“Finalmente tuve una oportunidad de salir y poder finalmente sacar ese primer out”, comentó Santana. “Estuve emocionado. Incluso mientras me estaba preparando antes del juego, estaba ansioso de salir y hacer el trabajo”, señaló.

“Pero, al mismo tiempo, todo giró en torno a cómo me sentía. Sé que es una situación de juego y que uno tiene que hacer el trabajo, pero yo simplemente estaba enfocado en asegurarme de hacer los movimientos de forma correcta y de sentirme bien y no sentir nada en mi brazo, y así es como me sentí hoy; me sentí bien”, agregó.

Santana dijo que lo crucial para él ahora es ver cómo se siente en los dos próximos días. Tiene previsto lanzar nuevamente el domingo contra los Marlins.

“Esa será la clave: el próximo par de días, tratando de lanzar mi bullpen y ver si estaré listo para mi siguiente apertura”, indicó Santana.

MANNY EN LA BANCA. El dominicano Manny Ramírez fue descartado ayer de la alineación de los Atléticos de Oakland para el partido de pretemporada contra los Dodgers de Los Angeles por dolor de espalda.

El bateador designado, quien firmó un contrato de ligas menores en febrero, no tiene hits en cinco apariciones al plato en la pretemporada, y apenas un batazo logró salir del infield.

Si se queda en el roster, el toletero de 39 años tendría que cumplir con una suspensión de 50 partidos por dopaje antes de jugar en las mayores.