Duro golpe al narcotráfico

Duro golpe al narcotráfico
Luis Fortuño explica a los periodistas los operativos realizados en el residencial Arístides Chavier.
Foto: INS

Ponce/INS – El gobernador Luis Fortuño adelantó que la vigilancia policial permanecerá en el residencial Arístides Chavier, de Ponce, donde unos 350 agentes del Departamento estadounidense Antidrogas (DEA) y de la Policía de Puerto Rico madrugaron ayer para diligenciar 75 órdenes de arresto y desarticular varias organizaciones dedicadas a la distribución de narcóticos y medicamentos controlados.

Hasta el medio día, las autoridades habían detenido a 45 personas integrantes de organizaciones delicuenciales.

Fortuño, que se trasladó hasta Ponce para conocer detalles del operativo conjunto entre las autoridades federales y estatales, indicó que personal de diversas agencias del gobierno estarán en el residencial para ofrecer servicios sociales.

“Por lo violento del grupo vamos a dejar presencia policíaca permanente para que la comunidad pueda apoderarse de su vecindario”, manifestó el mandatario.

Recordó que en el lugar fue asesinada una persona la semana pasada y fue un reclamo de los residentes poner el orden en el residencial para devolverle tranquilidad y paz.

Fortuño dijo que de tres pandillas que operaban en el lugar, una fue desarticulada en 2006 y ayer fueron desorganizadas otras dos.

El gobernador señaló que alrededor del 70 por ciento de los agentes que participaron en el operativo pertenecen a la Policía de Puerto Rico y unos 70 al DEA.

Los arrestados han sido acusados de distribuir heroína, cocaína y marihuana, así como Percocet y Xanax, medicamentos controlados que se venden ilegalmente en la isla.