El Diario está aquí para quedarse, y más fuerte que nunca

En menos de un año, El Diario/La Prensa celebrará su 100 aniversario como el diario en español más antiguo de la nación. Llegar a este hito no ha sido tarea fácil.

Al igual que otros en la industria de la comunicación, hemos sido afectados por la recesión económica y por los desafíos que acompañan los rápidos cambios de la tecnología. Hemos tomado decisiones difíciles, incluyendo recortes de presupuesto, para asegurarnos que El Diario pueda convertirse en la publicación que nuestra audiencia necesita y merece.

Esta semana, nuestra empresa matriz, ImpreMedia, anunció una alianza estratégica con US Hispanic Media, un acuerdo diseñado para traer los recursos que pueden ayudar a acelerar la transformación de El Diario y sus publicaciones hermanas en una fuerte operación multiplataforma.

Estas decisiones estratégicas no son sólo una forma de adaptarnos a la presión financiera. Sino que tienen que ver con la supervivencia y el crecimiento de EDLP. Hemos sentado las bases para lo que esperamos sea otro siglo de defensa de las causas que afectan a tantos latinos.

En los últimos 40 años hemos trabajado con el lema “El Campeón de los Hispanos” en el corazón, conscientes de que tenemos la misión única de servir a nuestra comunidad. A nuestro compromiso con el periodismo de calidad se une la pasión por la defensa en moldear un Nueva York que refleje la contribución de nuestra gente. Estamos muy orgullosos de nuestro papel en la vida de las familias pioneras y valientes de nuestros países que vinieron aquí para tener una mejor oportunidad de éxito y libertad.

Esto va más allá de preservar una marca reconocida y de confianza. Nuestra comunidad está extendiendo sus alas y tenemos que volar con ella. En 1913, cuando La Prensa fue establecida, había 14,000 latinos en la Gran Manzana. Casi un siglo después, hay 2.3 millones con la capacidad de intercambiar información de manera instantánea. Estamos enviando mensajes de texto, comunicándonos por Facebook, tuiteando y enviando correos electrónicos a través de fronteras geográficas y, lo más importante, a través de generaciones.

Durante todos estos cambios, hemos permanecido fieles a nuestra misión principal. Cada día nuestro equipo piensa en cómo dar las noticias, el análisis y la información que ayudarán a los latinos y que muchas veces se basa en información dada por ellos. Estamos haciendo bien ese trabajo. Esta es la razón por la que hispanos en todo el espectro, desde candidatos políticos hasta pequeños negociantes y la ‘doña’ que lucha contra un arrendador abusivo, recurren a nosotros. Los numerosos premios periodísticos que hemos recibido son un testimonio más de la calidad y la diligencia de nuestro equipo de profesionales.

Muy a menudo, nuestra comunidad se ve obligada a vadear a través de la hostilidad y hacer frente a grandes obstáculos. Sin embargo, puede contar con la voz fuerte y duradera de El Diario/La Prensa.