Senado Estatal de NY debe crear sistema de seguro médico asequible

En marzo de 2010, el Congreso y el Presidente Obama aprobaron el Affordable Care Act – una ley histórica de reforma del sistema de salud. En los últimos dos años de intenso debate sobre la ley, muchos han perdido de vista los problemas urgentes que nos llevó a buscar una solución legislativa.

Muchos no podían pagar un seguro médico. Casi 50 millones de estadounidenses, incluyendo más de 2.5 millones de neoyorquinos, carecían de uno.

Las personas con una enfermedad previa -llamada una “condición preexistente”- no podían obtener cobertura. Incluso los que tenían seguro fueron expuestos a una gran variedad de prácticas anti-consumidores, incluyendo costos muy altos para servicios médicos y negaciones arbitrarias de cobertura para la atención que muchos pacientes necesitaban.

La ley de reforma del sistema de salud está claramente comenzando a proporcionar verdaderos beneficios tangibles para los consumidores y pequeñas empresas. De acuerdo con un reporte del Public Policy and Education Fund, debido a esta ley más de 2 millones de neoyorquinos no tuvieron que hacer copagos y deducibles para servicios preventivos en el año 2010, más de 250,000 personas mayores y discapacitas recibieron un cheque de reembolso de $250 para ayudarles a pagar por sus medicamentos recetados, decenas de miles de jóvenes están ahora cubiertos en los planes de salud de sus padres, y cuatro de cada cinco pequeñas empresas en Nueva York son elegibles para créditos tributarios que les ayudan a comprar un seguro para sus empleados.

Aún hay partes de la ley que no han entrado en efecto. Con el fin de obtener todos los beneficios de la nueva ley, cada estado debe crear un nuevo sistema para acceder seguro de salud llamado un “Exchange”: algo como un centro comercial para comprar seguro de salud. Usando este “Exchange” individuos y pequeñas empresas serán capaces de hacer comparaciones entre los planes de salud y elegir el plan que más se adapte a sus necesidades. Y como sus primas serán unidas a las de miles de otras personas, su seguro de salud estará disponible a un precio reducido. Aproximadamente un millón de neoyorquinos adicionales estarán cubiertos.

Representantes de consumidores y las compañías de seguro de salud están de acuerdo de que tiene sentido aprobar una ley para establecer un “Exchange” en Nueva York. Y parecía que había esperanza cuando el gobernador, la Asamblea y el Senado se pusieron de acuerdo en una propuesta para diseñar un “Exchange” al final de la sesión legislativa del 2011.

Lo que ha pasado desde entonces parece ser pura política. La Asamblea estatal aprobó la legislación que todos aprobaron el año pasado y ha indicado que está listo para aprobar esta ley este año como parte del presupuesto del Estado. Sin embargo, el liderazgo del Senado está arrastrando sus pies y se ha negado hasta ahora a aprobar una ley para establecer el “Exchange”. Parece que el liderazgo republicano del Senado, tiene miedo de lo que su base conservadora va a pensar si pasa “ObamaCare” en un año de elecciones presidenciales.

La Legislatura debe actuar este año para que los neoyorquinos puedan disfrutar de los beneficios de la nueva ley federal de salud. Necesitamos que el liderazgo de la Mayoría del Senado del Estado deje de jugar política en un año electoral y piense en las necesidades de salud de 19 millones de neoyorquinos.