Exigen estricta medida contra la agresión doméstica

Exigen estricta medida contra la agresión doméstica
El 40% de las mujeres que han sufrido violencia doméstica son agredidas de nuevo dentro de los 6 meses posteriores.
Foto: thinkstockphoto.com

Nueva York.- Cientos de partidarios de un proyecto de ley que endurecería las penas para los reincidentes en casos de violencia doméstica exigieron ayer su inmediata aprobación por parte del Senado estatal.

Reunidos ayer frente al capitolio estatal de Albany en el marco del día de concienciación hacia estos crímenes convocado por la Coalición Contra la Violencia Doméstica de Nueva York, políticos electos del estado y miembros de diversas organizaciones pidieron que se aprobase el Acta contra la Violencia Doméstica Agravada, después de que la semana pasada la mayoría republicana del senado estatal la congelase, aún tras haber sido aprobada por la asamblea el año pasado.

Bajo la ley actual, sólo aquellos que causen un muy grave daño físico o maten a sus víctimas, son acusados de cometer un delito sujeto a penas de cárcel. Incluso los que repetidamente recaen en casos de violencia doméstica reciben cargos por falta leve, lo que les permite estar en la calle en poco tiempo.

“La violencia doméstica no ocurre una sola vez: el 40% de las mujeres que la han sufrido son agredidas de nuevo dentro de los 6 meses posteriores”, dijo Laurel W.

Eisner, directora ejecutiva de Santuario para las Familias, una organización neoyorquina sin ánimo de lucro que defiende a las víctimas de estos casos y que se unió ayer a la marcha.

La legislación propuesta está dedicada al fallecido oficial de policía Alain Schaberger, quien fue asesinado el hace justo un año después de responder a una llamada al 911 por violencia doméstica en Boerum Hill, Brooklyn.

Schaberger murió tras ser arrojado por unas escaleras por un hombre que tenía un historial de 12 años incurriendo en casos de violencia doméstica.

La aprobación del Acta contra la Violencia Doméstica Agravada permitiría a los fiscales pedir penas más severas para aquellos que incurran en casos de violencia doméstica en dos o más ocasiones en un periodo de cinco años.

“Obtener seguridad en nuestras calles no es una victoria si no podemos asegurar también la de los neoyorquinos dentro de sus hogares”, dijo el fiscal del distrito, Cyrus R. Vance, que viajó a Albany para otorgar su apoyo a la propuesta de ley.

“En demasiadas ocasiones las víctimas de violencia doméstica sufren agresiones una y otra vez, y hemos podido comprobar lo rápido que estos casos acaban con una muerte”, agregó el fiscal.