Atleta costarricense hace historia

Atleta costarricense hace historia
El costarricense Nery Brenes celebra tras ganar el oro en Estambul, Turquía, ayer sábado, dentro del mundial de atletismo bajo techo.
Foto: AP

Estambul/AP – El costarricense Nery Brenes avisó sus intenciones para los Juegos Olímpicos al ganar ayer sábado la medalla de oro en los 400 metros del mundial de atletismo bajo techo.

Brenes cronometró 45.11 segundos, para superar a Demetrius Pinder (45.34) y Chris Brown (45.90), ambos de Bahamas.

“Estoy en las mejores condiciones de mi vida. Corrí pacientemente en las dos primeras rondas y hoy me entregué por completo”, expresó Brenes.

“Es muy especial darle el primer oro a Costa Rica (en un mundial de atletismo) después de terminar cuarto en (los mundiales del) 2008 y 2010. Los que me siguen saben de lo que soy capaz. Mi mensaje para mis compatriotas costarricenses es que podemos y debemos soñar en grande”, añadió.

Este fue el mejor resultado en la carrera del costarricense de 26 años, quien el año pasado conquistó el oro en los Juegos Panamericanos de Guadalajara y asoma como candidato al podio para los Juegos Olímpicos de Londres.

“Sabía que sería un campeonato realmente difícil. No teníamos un plan. Mi entrenador me dijo, ‘sal y diviértete'”, agregó Brenes.

Brenes indicó que Brown es uno de sus ídolos.

“Somos como familia, somos amigos. Aunque sean rivales en la competencia, una vez salimos de la pista, somos muy buenos amigos”, indicó.

A su vez, la cubana Mabel Gay obtuvo la medalla de bronce en el salto triple con un brinco de 14,29 metros. Gay superó apenas por un centímetro a su compatriota Yargeris Savigne, que quedó en el cuarto lugar.

El estadounidense Ashton Eaton fijó un récord mundial en el heptatlón, al conquistar el oro con 6.645 puntos. Eaton dominó la competencia de dos días desde el comienzo, y selló la victoria con un dominante triunfo en los 1.000 metros.

“Estoy bien, sano y en buenas condiciones, y sabía que si todo salía bien, podía lograrlo”, comentó Eaton, quien rompió su propio récord de 6.568 puntos.

El estadounidense Justin Gatlin ganó los 60 metros lisos con tiempo de 6.46 segundos, ocho centésimas menos que el jamaicano Nesta Carter. El británico Dwain Chambers ganó el bronce.

Gatlin ganó su primer oro desde que cumplió con una suspensión de cuatro años por dopaje.

“Siento como si hubiese vuelto a nacer”, comentó Gatlin, quien agregó que buscará clasificarse a los Juegos Olímpicos, ocho años después de ganar el oro en los 100 metros en Atenas.

Sanya Richards-Ross sumó otro oro al botín estadounidense, al imponerse en los 400 metros con tiempo de 50.79.

“Estoy feliz porque pude correr con la delantera desde el comienzo”, señaló Richards-Ross.

Para la elite del atletismo, el mundial bajo techo es un fogueo de cara a los Juegos Olímpicos de Londres. El anfitrión Estambul mira hacia el futuro, y espera que la organización exitosa de la competencia este fin de semana ayude a la campaña de la ciudad para los Juegos Olímpicos de 2020.

Unos 800 atletas de todo el mundo compiten en la principal ciudad de Turquía, y el primer ministro Recep Tayyip Erdogan acudió el viernes a la ceremonia inaugural en la Arena Atakoy, con capacidad para 7.500 espectadores.

Turquía ha tenido grandes avances económicos y diplomáticos en la última década, y Estambul, una ciudad dividida entre Europa y Asia con 13 millones de habitantes, parece tener buenas posibilidades para conseguir los Juegos de 2020 luego de cuatro candidaturas fallidas.

Aparte de ciertos problemas técnicos, el primer día del mundial parece apuntar a que Estambul va por buen camino. Algunos atletas se quejaron por un problema de sonido con la pistola de largada, y que hacía mucho calor, pero muchos quedaron impresionados por la organización y las instalaciones.

La arena fue construida en menos de un año, y los obreros estaban terminándola apenas días antes del comienzo del mundial.

“Hasta ahora, todo va bien”, dijo Chris Brown, de Bahamas, quien ganó su prueba preliminar en los 400 metros. “Creo que todo está bien. Las instalaciones son lindas, la pista es rápida, creo que todo está en orden”.

Sin embargo, Brown se quejó porque hacía un poco de calor.