Otra ley cavernícola en Honduras

Desde hace algún tiempo, se está discutiendo en el Congreso Nacional de Honduras el proyecto de ley que criminaliza el uso de la “píldora del día después”.

Pareciera que esto es un pulso para medir varias fuerzas en donde aparentemente predomina el criterio religioso porque se considera que este es un hecho que provoca un aborto de una vida que esta en formación.

Nuestra sociedad está saturada de conceptos erróneos y la instituciones que nos gobiernan no toman en cuenta el sentir y pensar de nuestro pueblo. Quieren penalizar indiscriminadamente a las mujeres que por una u otra razón se vean obligadas a tomar esa píldora, sea por ser víctimas de una violación o porque por cuestiones de salud no quieran salir embarazadas.

Si hacemos una encuesta en las mujeres de Honduras preguntándoles si están a favor o en contra de usar la “píldora del día después” estoy segura que un porcentaje muy alto contestarán a favor.

Si nos vamos a otro punto, deberíamos preguntarle al Gobierno si ellos al penalizar esta acción, -la de usar la píldora- se van a hacer cargo de todos estos niños que nazcan producto de la circunstancias arriba mencionadas, ya que muchas veces en los sectores más pobres en donde se observan mayor número de violaciones sexuales, mujeres que por su condición económica no tienen capacidad para hacerse cargo de un embarazo no deseado.

Espero que todas organizaciones cívicas, como los colegios profesionales, asociaciones femeninas, estudiantiles, y todo el pueblo en general se una y lancen una voz de protesta contra este proyecto de ley, ya que las mujeres, como todos los seres humanos, tenemos el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, y cuando es una ley que no está debidamente fundamentada y que afectará nuestra población, no podemos estar de acuerdo.

En nuestro país necesitamos instituciones que profundicen más sobre el apoyo y la seguridad que se le debe brindar a las mujeres que han sido víctimas de este flagelo.

Espero que este artículo sirva para despertar la conciencia de nuestra comunidad y que el gobierno ponga un alto a este proyecto que desde todo punto de vista es cavernícola.