Otro descaro de Félix Bautista

El ingeniero -si acaso posee esta condición profesional-, Félix Bautista, en estos momentos, la mayor afrenta de corruptelas del gobierno que representa al Partido de la Liberación Dominicana, (PLD); en una movida descarada le ofreció como pensión al merenguero y coreógrafo Luis Kenton, la suma de treinta mil pesos mensuales, condicionando esa retribución a un eventual triunfo del candidato presidencial, Danilo Medina, el próximo 20 de mayo.

Este hombrecillo de endeble y enjuta figura de la claque presidencialista que, sólo tiene capacidad para depredar los recursos del pueblo dominicano y, por suerte, no así las luces intelectivas de un José Fouche, (Dios nos libre de esos vuelos), según se nos informó, ni se sonrojó al formular tan burlesca propuesta.

Reaccioné indignado cuando un amigo, me comentó sobre el asunto y aseguró que el mismo Bautista se habría presentado en persona a la humilde residencia de Luis Kenton, localizada en la zona oriental de Santo Domingo.

Algunos pensarán que Luis no se merece una pensión digna, pero resulta que otros, con menos méritos, de dudosa reputación y con un estilo de vida bien cuestionado, han sido pensionados concupiscentemente, y hoy exhiben poses de sibaritas. Y estos beneficios lo han recibido, sin Medina haber llegado al poder.

Soy del criterio de que, si Luis hubiese sido una figura de turbiedades ligada a asuntos ilícitos; el senador Bautista tal vez le hubiese gestionado una pensión más digna; facilitados otros beneficios, y hasta dotado de una soberbia residencia, en un exclusivo sector de la capital dominicana.

Si esta fue una acción propia de correveidiles o de emisario de “malas nuevas”, en el caso que nos compete, este personajillo, otrora -con el perdón de los buenos sastres dominicanos- un carajete “pega botones” en su natal San Juan de la Maguana, no se respeta a sí mismo; es de muy baja estofa; un desvergonzado, y como dicen los cubanos aquí en Nueva York, es un descarado.

Tal parece que la oferta de Bautista, si es de él la iniciativa, es motivada luego de que el propio Luis la solicitara y el que escribe hiciera un artículo publicado en estos medios digitales, solicitando al gobierno una pensión decente para el que fuera integrante del grupo merenguero “Los Kenton;” hoy atado a una silla de ruedas, y afectado por una endopilosartrosis degenerativa.

Aunque no se me comentó la reacción de Luis ante esta propuesta, debo señalarle al también senador Bautista, que éste humilde ser se formó con la honorabilidad y dignidad de la que tal vez él carece, aún discurriendo su vida en los segmentos barriales de Borojol y Villa Francisca. .

Tengo la esperanza de que Luis Kenton haya rechazado tal humillación y haya reaccionado como el hombre que conocí de ideas progresistas.