Los Mets esperan mucho de Tejada

El sucesor de José Reyes comienza a rendir dividendos como titular
Los Mets esperan mucho de Tejada
El diestro panameño Rubén Tejada, sucesor del dominicano José Reyes en las paradas cortas, tiene las habilidades necesarias para quedarse con el puesto.
Foto: ap

NUEVA YORK/AP – Al nuevo torpedero de los Mets no se le salen del casco las trenzas de su cabello. Tampoco le corean su nombre cuando se dispone a batear. Y no enloquece a los aficionados con el vértigo que genera al correr por las bases por un triple.

El equipo de Nueva York no parece acusar el golpe de no tener al carismático y talentoso José Reyes a la cabeza de su alineación en el arranque de la temporada.

Pero los Mets han empezado a percatarse que Rubén Tejada, su sucesor, puede hacer el trabajo.

Probablemente el panameño, que batea solo desde la derecha, nunca gane el título de bateo de la Liga Nacional, como hizo el año pasado el ambidiestro Reyes, quien ha conectado 100 triples en su carrera.

Sin embargo, el panameño de 22 años no se arredra ante el desafío de tomar el puesto de Reyes, que quedó abierto cuando el dominicano firmó un contrato de $106 millones y seis temporadas con los Marlins.

Un ejemplo fue su actuación el domingo al conectar por primera vez en su carrera cuatro hits, entre esos un par de dobles, en un mismo juego.

Lo hizo como primero en el orden ofensivo, una tarea que debió asumir cuando el jardinero central Andrés Torres sufrió una recaída de una lesión en la pantorrilla izquierda.

“Cada uno es diferente, cada uno tiene su forma de ser”, dijo Tejada a la Associated Press. “Él es José Reyes y yo soy Rubén Tejada. Tú no puedes ser como él”.

DETROIT/AP – El batazo de Alex Avila se enfiló a lo profundo del bosque derecho, apenas superando el alcance del jardinero y el muro.

Una emocionante serie inaugural de temporada en el Comerica Park finalmente acabó, y el catcher de Detroit podía pensar ahora en un necesitado descanso.

“Estoy muy cansado en estos momentos”, dijo Avila. “Me alegra tener un día libre (el lunes). Este fin de semana ha sido de locura”.

El toletazo de dos carreras de Avila con dos outs en el cierre del 11mo episodio le dio a los Tigres una sorprendente victoria de 13-12 sobre Boston, dejando a los Medias Rojas sin victorias con su nuevo manager, Bobby Valentine.

Los Tigres barrieron su primera serie de la temporada con un total de 26 carreras anotadas, con dos victorias en su último turno al bate.

Detroit perdía 10-7 en la novena cuando el venezolano Miguel Cabrera empató la pizarra con un vuelacercas de tres carreras contra el mexicano Alfredo Aceves. Boston anotó luego dos veces en el 11er episodio, pero Mark Melancon (0-2) no pudo preservar la ventaja.

Cabrera y Prince Fielder batearon sendos sencillos y Delmon Young tuvo el elevado de sacrificio que redujo la diferencia a la mitad.

Avila siguió con una línea por la derecha y Cody Ross intentó atraparla con un salto, pero la pelota pareció pegar en una puerta sobre el muro.

Avila se paró brevemente en segunda, y entonces los árbitros le dijeron que siguiese al plato. La jugada no fue revisada. Valentine dijo que él le preguntó a los árbitros y éstos le aseguraron que la pelota claramente cayó en la baranda encima de la cerca.