FMI pide subir la edad de jubilación

El FMI pide subida automática de edad de jubilación y recortes de pensiones

Guía de Regalos

FMI pide subir la edad de jubilación
Los empleados deberán trabajar más años, si proceden las sugerencias del Fondo Monetario Internacional.
Foto: AP

WASHINGTON D.C. (EFE).- Ligar el aumento de la edad de jubilación de manera automática a la longevidad, recortar las prestaciones públicas futuras y compartir los riesgos con planes privados de pensiones son algunas de las recomendaciones del FMI para controlar la escalada de costos por el envejecimiento mundial.

“El riesgo ligado a la longevidad es un tema que exige más atención y ha sido subestimado (…) Una reforma esencial es permitir que la edad de jubilación aumente a la par que la longevidad esperada”, indica el Fondo Monetario Internacional (FMI) en uno de los capítulos de su Informe sobre

Estabilidad Financiera Global.

El economista del Fondo y coordinador del estudio, Erik Oppers, explicó en rueda de prensa que “los países deben elevar la edad de jubilación” como parte de un “proceso dinámico y automático”.

De este modo, aseguró, se eliminaría la “dificultad política” para los gobiernos de negociar con cada subida que se produzca en la esperanza de vida.

Si el promedio de vida aumentara para 2050 tres años más de lo previsto hoy, los costos de envejecimiento crecerían un 50 %, señala el reporte, que analiza los riesgos financieros ligados al aumento de la esperanza de vida en el mundo.

El FMI sitúa la suma total de estos costes adicionales “en decenas de billones de dólares”.

El Fondo advierte de que muchos de los datos con los que trabajan los Gobiernos “subestiman” el ritmo de crecimiento actual de la longevidad mundial y se utilizan previsiones anticuadas, por lo que sus cálculos contemplan menos gastos de los reales.

“Presentan pequeños errores de previsión que se van sumando con el tiempo hasta convertirse en potencialmente significativos. Esto ya ha ocurrido en el pasado”, subrayan los autores del estudio.

En el contexto actual de ajuste fiscal en el que están inmersas muchas economías avanzadas, las consecuencias son mucho más severas.

“Estos riesgos asociados amenazan con socavar la sostenibilidad fiscal en las próximas décadas, y complican los esfuerzos de consolidación en respuesta a las actuales dificultades fiscales”, añaden los economistas del organismo internacional.

Entre las recetas que propone el Fondo, figura, además de la elevación automática de la edad de jubilación, “aumentar las contribuciones a los planes de jubilación, con recortes de las prestaciones futuras”.

Asimismo, los Estados deben “compartir el riesgo con los organizadores de los planes de pensiones del sector privado y los individuos, y promover el crecimiento de mercados para la transferencia de estos riesgos”.

El Fondo subrayó que este riesgo, al que no se le ha prestado la “atención necesaria”, no solo afecta a los Gobiernos a través de los sistemas públicos de pensiones y la Seguridad Social, sino que también tiene implicaciones en la economía global mediante las empresas privadas que ofrecen planes de jubilación y las compañías de seguros vitalicios.

El FMI presentó, asimismo, otro de los capítulos de su informe financiero, en el que prevé un incremento de los precios de los activos financieros considerados seguros, como los títulos del Tesoro de EEUU o los bonos alemanes, fruto de la creciente demanda por estos activos y su consiguiente escasez en un clima de extremada volatilidad financiera.

Según el organismo internacional, para 2016, de toda la deuda soberana proyectada, un 16 % , es decir el equivalente a unos 9 billones de dólares, “podrían dejar de considerarse activos seguros”.

El director de Asuntos Monetarios del FMI, José Viñals, presentó el informe en rueda de prensa y afirmó que “el precio de la seguridad se incrementará en los próximos años”.

No obstante, la coordinadora del estudio, Laura Kodres, aseguró que “el proceso de ajuste no es malo, porque los precios previos a la crisis eran demasiado bajos”.

Estos artículos presentados ayer forman parte del estudio financiero completo que se dará a conocer la próxima semana como parte de las Previsiones económicas globales, que el FMI divulgará en el marco de sus encuentros de primavera que tendrán lugar del 20 al 22 de abril en Washington.