OEA pide más derechos para indígenas

Celebra los avances en Latinoamérica pero alerta sobre mayor desigualdad

Guía de Regalos

OEA pide más derechos para indígenas
Una indígena boliviana (c) baila con un nativo canadiense (i), durante el comienzo de la reunión de líderes indígenas.
Foto: Paolo Aguilar / EFE

Cartagena/EFE – El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, reconoció hoy que América Latina vive “una etapa de gran esperanza” política y económica, pero alertó de que la “brecha” entre pobres y ricos sigue creciendo y es “insostenible”.

Insulza participó en Cartagena de Indias en la apertura de un foro de líderes indígenas que forma parte de las actividades previas a la VI Cumbre de las Américas, que se realizará en esta ciudad del Caribe colombiano este fin de semana.

Valoró la “fuerte participación” de indígenas y de otros colectivos sociales en el proceso de estas cumbres y afirmó que la “vigilancia y contribución de la sociedad civil es esencial para garantizar el éxito de las políticas públicas”.

Insulza consideró que esa participación en los procesos de discusión y elaboración de políticas sociales como una prueba de los “muchos avances” que ha habido en América Latina en términos de “ejercicio” de la democracia, pero puso el dedo en la llaga de las desigualdad.

“Es necesario convertir este momento en un salto cualitativo”, pues “si bien es cierto que hemos reducido los niveles de pobreza, también lo es que las brechas entre los más pobres y los más ricos se mantienen y son insostenibles”, sostuvo Insulza.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) apuntó que esas desigualdades “son incompatibles con la democracia, agudizan los conflictos” sociales y son factores que amenazan la vida de los propios ciudadanos, pues son “generadores” de violencia.

Según Insulza, “la democracia también debe ser seguridad a los ciudadanos, defenderlos frente al crimen organizado y la violencia, y para eso debe construir sociedades más prósperas”.

Los resultados del encuentro de indígenas, en el que participan representantes de etnias de diez países, se sumarán a los de otros foros de diferentes sectores de la sociedad civil y entregados a los mandatarios que se darán cita en Cartagena.

La VI Cumbre de las Américas se celebrará entre sábado y domingo, pero la mayoría de los mandatarios llegará durante la jornada del viernes, cuando muchos participarán en actividades paralelas.

La única ausencia confirmada sigue siendo la del presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien declinó participar en protesta por la exclusión de Cuba, que no es invitada a las Cumbres de las Américas a instancias de Estados Unidos, por la alegada falta de libertades políticas en la isla.

El Gobierno colombiano confía además en la presencia del líder venezolano, Hugo Chávez, quien se encuentra precisamente en Cuba, donde se somete a una nueva etapa de su tratamiento contra el cáncer.

La ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, dijo que la información que su despacho ha recibido de Caracas hasta ahora indica que Chávez estará presente.

“Muy seguramente no va a dormir en Cartagena, pero sí piensa venir”, aseguró la canciller.