Al menos 20 mujeres en escándalo

Susan Collins, del comité de seguridad nacional de la cámara alta, sigue preocupada por si alguna representó una amenaza a la seguridad de EE.UU. o de Obama
Al menos 20 mujeres en escándalo
La senadora republicana Susan Collins, del comité de seguridad nacional de la cámara alta.
Foto: AP / Archivo

Washington.- Al menos 20 mujeres estuvieron involucradas en el incidente protagonizado por agentes del Servicio Secreto, personal militar y prostitutas en Colombia, dijo ayer un líder republicano.

La senadora republicana Susan Collins, del comité de seguridad nacional de la cámara alta, manifestó que el director del Servicio Secreto Mark Sullivan le dijo que 20 o 21 mujeres extranjeras fueron llevadas al hotel donde se alojaban 11 agentes del Servicio Secreto e infantes de Marina antes de la llegada del presidente Barack Obama a Colombia.

Esos agentes han sido suspendidos y entrevistados, dijo Collins que le reportó Sullivan. Pero Collins manifestó que sigue preocupada por si alguna de las mujeres representó una amenaza a la seguridad de Estados Unidos o de Obama.

Funcionarios del Pentágono dijeron el lunes que posiblemente 10 miembros de las fuerzas armadas participaron en el incidente. Comités legislativos revisan el asunto.

Se conoció, por ejemplo, que los militares y miembros del servicio secreto estadounidense pagaron 60 dólares a cada uno de los propietarios del club de striptease para que les permitiesen llevarse a las mujeres al Hotel Caribe. Agrega el rotativo que a la mañana siguiente “las mujeres exigieron un pago adicional de 170 dólares, lo que desencadenó una disputa que llamó la atención del personal del hotel” donde se hospedaban los militares.

En información proporcionada por el Washington Post respecto al tema se dio a conocer que “de acuerdo con el registro de la investigación, uno los dueños del club se llama Adán Michael Hardy, a quien los funcionarios de la cámara describen como ‘Estados Unidos o Canadá’.

Así mismo, se conoció que las credenciales de los once agentes que fueron revocadas tras el escándalo, podrían ser reintegradas al terminar las investigaciones.