Clave: tapar a Messi y a Xavi

Desdibujado Lionel Messi y sustituido el catalán Xavi Hernández, el Barcelona afrontó el tramo final de su amarga derrota contra el Real Madrid sin los habituales argumentos que aportan dos de sus grandes señas de identidad.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Clave: tapar a Messi y a Xavi
Lionel Messi estandarte del Barcelona celebra un gol del equipo blaugrana al Almeria en el Camp Nou.
Foto: AP Archivo / Manu Fernandez

BARCELONA (AP).- Desdibujado Lionel Messi y sustituido el catalán Xavi Hernández, el Barcelona afrontó el tramo final de su amarga derrota contra el Real Madrid sin los habituales argumentos que aportan dos de sus grandes señas de identidad.

Por primera vez en mucho tiempo, el Madrid consiguió desactivar a Messi y Xavi, dos futbolistas capitales en el equipo de Pep Guardiola y José Mourinho logró su propósito sin tener que recurrir a un esquema demasiado defensivo, y esa batalla se antojó decisiva en el resultado del partido y, luego del campeonato.

“Lo hemos intentado, pero nos hemos encontrado con un muro”, dijo el azulgrana Sergio Busquets, mientras el canterano Cristian Tello aclaró que “buscamos a Leo, pero defendieron muy bien y hoy [ayer] no han entrado las que siempre entran”.

“El equipo ha hecho un partido de 10. La clave ha sido jugar como un bloque”, argumentó el capitán madridista Iker Casillas sobre el trabajo defensivo de su equipo.

Un exquisito pase de Messi a Xavi en la primera parte pudo significar el primer gol del Barsa, pero Xavi no acertó y en la segunda parte contabilizó un tiro lejano antes de ser sustituido a los 69′ por Alexis Sánchez, autor del gol azulgrana.

El tanto inició en las botas de Messi, pero las dos acciones resumieron la aportación ofensiva de dos futbolistas acostumbrados a más protagonismo en las grandes citas.

Tras 10 partidos consecutivos marcando en liga para un total de 18 tantos en ese tramo, Messi se quedó en blanco por segundo juego consecutivo tras el 1-0 contra el Chelsea.

El argentino, con 41 goles en el torneo, salió perdedor del duelo con el madridista Cristiano Ronaldo, máximo cañonero de la liga con 42.

Guardiola defendió la posición de Messi sobre el campo: “Leo ha jugado donde siempre juega. He pensado en juntarlo con Xavi e Iniesta para buscar espacios y generar ocasiones de gol”.