Viuda clama a Obama por justicia

Todavía ningún agente de los que asesinaron a Anastasio Hernández en el 2010 ha sido identificado y sancionado.
Viuda clama a Obama por justicia
Una mujer porta una foto de Anastasio Hernández durante una manifestación.
Foto: AP

San Diego – María Puga, la viuda del mexicano Anastasio Hernández, quien falleció por una golpiza y descargas eléctricas de agentes fronterizos, solicitó hoy apoyo a los estadounidenses para pedir al presidente Barack Obama que se haga justicia.

Puga dijo en conferencia que con apoyo de la organización nacional Presente.org y de la Coalición de Comunidades Fronteras, y con nuevas evidencias, el Presidente de Estados Unidos y el Departamento de Justicia identifiquen y sancionen a los responsables.

Anastasio Hernández pereció por la golpiza que le dieron más de 20 agentes fronterizos el pasado 28 de mayo del 2010, cuando el inmigrante estaba esposado por la espalda y tirado boca abajo en un estacionamiento oficial en San Ysidro, a unos metros de Tijuana, México.

El caso se conoció gracias a que un joven filmó la agresión en su teléfono celular y luego divulgó el video en YouTube y entre medios de comunicación.

El viernes de la semana pasada, sin embargo, la Cadena de Televisión Pública divulgó un nuevo video de esa golpiza, que tomó una mujer residente de la capital estadounidense y quien esa noche pasaba por coincidencia por el lugar.

Las organizaciones y la esposa de Anastasio Hernández Rojas, a quien el forense de San Diego determinó muerto por homicidio, esperan que la nueva evidencia refuerce una demanda civil de familiares que sobrevivieron al inmigrante, su viuda y cinco hijos de nacionalidad estadounidense.

En la conferencia, la viuda de Anastasio Hernández dijo que su hijo menor, quien ahora tiene seis años, pregunta frecuentemente por qué mataron a su padre, y por qué los agentes tenían que matarlo a golpes.